El Ayuntamiento de Sagunt, a través de la Policía Local, se adhiere a la Campaña de vigilancia y control del transporte escolar a solicitud de la Dirección General de Tráfico, dada la sensibilidad de nuestro municipio con aquellos más vulnerables en el ámbito de la seguridad vial, los niños y niñas, por lo que a lo largo de la semana se realizarán controles específicos de este tipo de transportes en diferentes puntos de la ciudad.

Durante el desarrollo de la campaña, que se prolongará hasta el 4 de diciembre, los agentes intensificarán las inspecciones sobre los vehículos destinados al transporte escolar, comprobando que las autorizaciones y documentos que deben tener dichos vehículos sean los correctos para la prestación del servicio. Asimismo, los agentes verificarán que las condiciones técnicas y elementos de seguridad del vehículo son los que exige la normativa, así como los requisitos especiales que debe cumplir el propio conductor, como son el permiso de conducción o los tiempos de conducción y de descanso.

En este sentido, la concejala de Policía Local, Natalia Antonino, afirma que «los más pequeños son una prioridad, con el objetivo de hacer de Sagunto una ciudad segura en todos los ámbitos» y recuerda que la población tiene una comunidad escolar que ronda los 10.000 alumnos, «por lo que cualquier aspecto que mejore su seguridad es una oportunidad de mejora por la que estamos dispuestos a trabajar».