30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Costas sigue su implacable recuperación de fincas en el Grau Vell

El organismo estatal ultima los trámites para demoler unos inmuebles en ruinas cerca del puerto comercial de Sagunt, cuya pista se pierde en 1929

Una vista del núcleo del Grau Vell de Sagunt. | R.C.M.

Una vista del núcleo del Grau Vell de Sagunt. | R.C.M.

La Demarcación de Costas de València no se caracteriza por su agilidad a la hora de tramitar los expedientes, aunque sus actuaciones también están marcadas por ser implacables una vez se pone en marcha su maquinaria administrativa. Un ejemplo perfecto de este sistema es el Grau Vell de Sagunt, donde el organismo estatal está en plena recuperación de terrenos para devolverles su condición de dominio público terrestre, después de aprobar el deslinde hace una década y ganar hace seis años la batalla judicial que emprendió el Ayuntamiento de Sagunt contra esta delimitación.

La zona, que ocupa 3.900 metros de fachada litoral entre el puerto comercial, Puçol y el Marjal dels Moros, cuenta con algunas segundas residencias, ya que oficialmente no tiene empadronados desde 2012, en convivencia con el recientemente rehabilitado conjunto histórico, al que se destinaron cerca de un millón de euros tras décadas de abandono.

Construcciones en ruinas

El último expediente de «recuperación posesoria» puesto en marcha por Costas en el Grau Vell afecta a unas construcciones que están próximas al puerto comercial y se encuentran en estado de ruinas. Desde el ayuntamiento de la capital del Camp de Morvedre precisan que «ya se han hecho varias resoluciones de este tipo» y las fincas afectadas por el momento «son las más fáciles», es decir, las que están vacías, ya que «saben que algunas están ocupadas».

Este último procedimiento arrancó hace más de un año, cuando agentes de la Guardia Civil confirmaron que el inmueble construido en la finca estaba desocupado y en ruinas. Ya en octubre de este año y tras ofrecer sendos periodos de alegaciones a los posibles interesados, Costas certificó que en esa parcela había «una edificación dedicada a almacén, que parece corresponderse con la existente en una finca» aledaña, identificada como la adquirida en 1929 por un particular.

La respuesta de los descendientes de este hombre fue que «nunca ha sido ocupada por mi o por cualquiera de los miembros de mi familia» y señaló también que fue propiedad de un tercero «en su momento». Así y en una resolución firmada por el jefe de la Demarcación de Costas de València, Antonio Cejalvo, el organismo estatal recupera estos terrenos, que «indudablemente se trata de una zona de dominio público marítimo-terrestre; existe una ocupación abusiva que carece de título administrativo; y el uso público de esta zona se encuentra obstaculizado por la edificación allí sita. Se está impidiendo la utilización gratuita y libre de la zona, así como el uso público de la playa».

Este dictamen no pone fin al procedimiento, ya que ahora se abre un plazo de un mes para un último intento de localizar a los interesados que quieran presentar un recurso de alzada y posteriormente otro mes para acudir a la vía judicial. Según precisa la resolución de Costas, superados estos pasos y al ubicarse esta finca en zona de bien de interés cultural como zona arqueológica, la demarcación instará al Ayuntamiento de Sagunt para que declare en ruina los inmuebles como trámite previo a su demolición.

Fallo judicial

Entre los aspectos que la capital comarcal impugnó contra este deslinde se encuentran sus discrepancias con el aprobado en 1950 y que sirvió de base para el PGOU de Sagunt o la fijación de una zona de servidumbre de 100 metros de anchura en lugar de 20, que interfería con los proyectos para los accesos viario y ferroviario al puerto comercial.

Compartir el artículo

stats