Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La demora de la conselleria en ‘poner orden’ en el marjal irrita a los agricultores

Propietarios en Almardà se▶quejan de la falta de una regulación clara al ver que sus campos siguen inundados como antes de poner la turbina

La acumulación de agua ha acabado con árboles plantados en la zona. | DANIEL TORTAJADA

La acumulación de agua ha acabado con árboles plantados en la zona. | DANIEL TORTAJADA

Otro de los campos afectados. | LEVANTE-EMV

La demora de la Conselleria de Agricultura en «poner orden» y determinar los niveles de inundación adecuados a cada época del año en el marjal de Almardà-Almenara está provocando gran malestar entre los agricultores de la zona, que ven con desespero que la esperada colocación de una turbina en la gola de Quartell ni les ha evitado viejos problemas ni ha venido acompañada de unas normas claras para saber a qué atenerse.

José Manuel Pérez es uno de los propietarios que no entiende por qué sus campos siguen inundados, al igual que la carretera de acceso desde Quartell a la playa, que lleva meses cortada por la acumulación de agua «cuando la mayor parte del tiempo ha estado sin llover», apunta. «Llevamos muchos años esperando la turbina para poder evitar esas inundaciones y, sin embargo, ahora estamos igual que antes: Con el campo lleno de agua y los árboles muriéndose. No hay derecho, de la producción que podía tener, no voy a sacar ni 6 cajones de naranjas», decía a Levante-EMV con desespero.

Mª Ángeles Arranz, otra propietaria de la zona, también era muy crítica. «Yo tengo un campo con una caseta de aperos pero es que, prácticamente desde noviembre, no puedo ni ir porque está todo inundado. Antes tenía olmos y granado, pero de 20 árboles me quedan tres, un nisperero y otro que hace dos fines de semana estaba con más de dos palmos de agua».

Tras haber hecho una inversión de 340.000 euros en rehabilitar la gola y colocar la turbina, en estos momentos, la conselleria sigue a la espera de aprobar el plan de usos del marjal que marcará las pautas a seguir y determinará los niveles de inundación adecuados en cada época del año, dejando claro así cuándo será necesario accionar o no la turbina con tal de cumplir esos objetivos. En noviembre, el director general de Medio Natura, Benjamín Pérez, visitó la zona para ver cómo había quedado la mejora de la gola y prometió intentar que el 2 de febrero estuviera ese plan aprobado. No obstante, la fecha se acerca y todo sigue en el aire sin que en la conselleria hayan llegado a precisar a este diario cuándo podrá estar listo el documento.

Mientras tanto, el Ayuntamiento de Sagunt asumió provisionalmente las tareas de accionar la turbina; concretamente, la empresa de capital mixto Aigües de Sagunt es la que está llevando a cabo esos trabajos. El concejal responsable de la firma y teniente de alcalde de Almardà, Pepe Gil, asegura que este trabajo se está haciendo «procurando conciliar todos los intereses y atendiendo las indicaciones que nos dan los propietarios de la zona o los mismos agentes de la Guardia Rural de Sagunt, que pasan a diario por allí y avisan cuando ven algo mal», decía. Aún así, recordaba que «la gente debe tener claro que en esa zona lo prioritario es preservar el ecosistema del marjal, que es un humedal protegido y reconocido a nivel internacional».

El edil aseguraba estar también pendiente de una reunión con la conselleria para tratar de estos asuntos y reiterar la necesidad de mejorar la turbina recién instalada en la gola con tal de que se pueda accionar automáticamente y no de forma manual, «ya que ello requiere de un gran esfuerzo físico y además es mucho más lento». Mientras tanto, pedía paciencia e instaba a los agricultores a hacer llegar sus quejas al Consell Local Agrari para poder valorar cada caso.

Compartir el artículo

stats