El Área de Nuevas Tecnologías del Ayuntamiento de Sagunt ha puesto en marcha un nuevo proyecto basado en la implantación de sensores para controlar de forma automatizada la calidad ambiental de los espacios municipales que son más utilizados por la ciudadanía. Esta iniciativa está enmarcada dentro de los servicios de SmartCity (‘ciudad inteligente’), que consisten en aplicar las tecnologías de la información y de la comunicación para mejorar las condiciones de la ciudad.

El proyecto consiste principalmente en la instalación de sensores inteligentes de CO2 en lugares estratégicos de las estancias más transitadas y donde, principalmente en los meses más fríos, la ventilación natural es menor. Además de los niveles acumulados de CO2, los sensores también miden la temperatura y la humedad del ambiente.

Los valores recomendados de calidad ambiental son diferentes para cada estancia, y han sido calculados en base a los aforos, volumetría de los espacios y tipología de usuarios que lo utilizan. Las medidas recogidas por los sensores se presentan mediante una escala de fácil interpretación que podrá consultarlas por internet en cualquier momento

El delegado de Nuevas Tecnologías, Pepe Gil (Compromís), ha indicado que han seleccionado los espacios más utilizados a fin de ofrecer una mayor garantía y tranquilidad a la ciudadanía respecto a la calidad ambiental: el salón de actos y la sala de estudios del Centro Cultural Mario Monreal, las zonas de adultos de las bibliotecas municipales Cronista Chabret y del Centro Cívico Antiguo Sanatorio, oficinas de atención ciudadana (SAIC) de Camí Reial y Tenencia de Alcaldía, salones de actos de la Casa Municipal de Cultura y del Casal Jove.

El sistema SMART está configurado para que los responsables de estas instalaciones puedan recibir alertas automatizadas a fin de controlar la eficacia de los sistemas de ventilación.