30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los contagios bajan del riesgo extremo al alto tras dos meses

Solo Estivella y Quartell se mantienen en el umbral de peligro máximo

Sanitarios trasladan a un paciente en Valencia.

El Camp de Morvedre ha dejado atrás su segunda fase por encima del umbral de riesgo extremo en el contagio del coronavirus. La primera fue desde el 18 de noviembre hasta el 2 de diciembre, cuando la tasa de positivos alcanzó su pico en los 280 casos por cada 100.000 habitantes. La segunda se extendió desde el 20 de diciembre hasta el 20 de febrero y el punto más alto de la ola de contagios en la comarca se produjo a finales de enero con una incidencia de 1.435 positivos.

Ahora y según la actualización hecha pública ayer por la Conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública, la tasa en Morvedre sigue en retroceso hasta situarse en los 205 positivos por cada 100.000 habitantes, que se mantiene por debajo de las medias estatal y autonómica, aunque todavía está lejos del objetivo de estabilizarse en el umbral de riesgo bajo, que supone una tasa inferior a los 50 contagios.

Por municipios, los únicos que siguen en el riesgo extremo son Estivella y Quartell. En la localidad de la Baronia, los seis positivos detectados en la última semana dejan los casos activos en siete, mientras que en el pueblo de les Valls se ha registrado un pequeño repunte de contagios, con ocho en los últimos siete días. También en Quartell se registró ayer el único brote comunicado por Sanitat, que afecta a cinco personas y tuvo su origen en el entorno social.

En el otro lado de la clasificación comarcal de incidencia, Petrés, Alfara de la Baronia, Algar de Palància, Benavites y Segart no tienen casos activos, mientras que Quart de les Valls, Algímia d’Alfara y Gilet se encuentran en el umbral del riesgo medio, según los contagios contabilizados durante las dos últimas semanas.

Tres muertes más en Sagunt

Por lo que respecta a Sagunt, los positivos recientes caen a 153, el nivel más bajo desde el 13 de diciembre, aunque los fallecimientos han repuntado con tres más desde la anterior actualización de los datos. De esta forma, las defunciones por coronavirus registradas en la capital comarcal desde el inicio de la pandemia alcanzan las 106, mientras que en la comarca, donde Quartell ha sumado otra en los últimos días, llega a los 178, con una tasa de 191 muertes por cada 100.000 habitantes.

Compartir el artículo

stats