30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las ayudas a los afectados por la pandemia no entienden de color político

Todos los ayuntamientos de la comarca se suman al Plan Resistir y permitirán repartir 2,3 millones entre los sectores más afectados

Un bar sirviendo comidas para llevar.

Un bar sirviendo comidas para llevar.

Todos los ayuntamientos del Camp de Morvedre respaldan la iniciativa de la Generalitat de dar ayudas a los sectores económicos más castigados por la crisis de la covid-19 mediante un fondo que incluirá aportaciones de la diputación, del gobierno autonómico y municipal: Las denominadas ayudas Paréntesis, incluidas en el Plan Resistir para combatir los efectos de la pandemia.

Mientras Sagunt ya lo ha aprobado en un pleno extraordinario esta semana, ayer mismo empezaron a abrirse los plazos en Benifairó de les Valls para que los interesados presenten sus solicitudes.

Aunque cada uno lleve su ritmo, a la hora de secundar la iniciativa no ha habido diferencias por colores políticos y tanto los gobiernos del PSPV-PSOE y Compromís, independientes y PP se han adherido o piensan hacerlo, tal y como confirmaron a Levante-EMV los mandatarios de Algar de Palància, Algímia d’ Alfara, Segart y Torres Torres, donde ostentan la vara de mando partidos locales, y de Benavites (PP).

Esto permitirá que en la comarca se repartan casi 2,3 millones de euros, de los cuales solo a Sagunt llegarán 1.730.205 euros.

Esta misma semana, el PSPV-PSOE realizó un encuentro telemático para trasladar a los dirigentes comarcales y locales las medidas que el Consell de Ximo Puig ha adoptado durante estos meses de pandemia. En la reunión participaron la secretaria autonómica de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Consumo, Rebeca Torró, el presidente de la Diputación de València, Toni Gaspar y la directora general de Asistencia Sanitaria, Mariam García Layunta.

El encuentro formaba parte de la campaña puesta en marcha por el PSPV-PSOE para difundir y explicar en el ámbito comarcal la gestión realizada y escuchar propuestas.

Durante el encuentro, se hizo especial énfasis en el Plan Resistir de la Generalitat, «el plan de ayudas más ambicioso de toda España», según los socialistas, con 400 millones de euros en ayudas directas y financiación para las empresas, personas autónomas y personas trabajadoras de los sectores más afectados por las restricciones.

Entre otras cosas, el Consell de Ximo Puig ha aprobado como parte del Plan ayudas para hoteles, restaurantes y cafeterías por valor de 100 millones de euros; al fomento del empleo por 80 millones; a las personas en ERTE por 17 millones; a personas autónomas por 8 millones, otras específicas para los sectores más afectados por 15 millones y unas últimas para el sector del taxi para 4500 licencias.

Compartir el artículo

stats