Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El exsecretario obliga a Canet a ratificar la baja de su seguro médico privado

El actual gobierno local dio por finalizada la cobertura a una veintena de trabajadores, pero una sentencia le ha exigido el trámite en el pleno

Fachada del Ayuntamiento de Canet d’en Berenguer. | DANIEL TORTAJADA

Fachada del Ayuntamiento de Canet d’en Berenguer. | DANIEL TORTAJADA

La alargada sombra del exsecretario de Canet d’en Berenguer, José Antonio Sancho Sempere, reapareció ayer en el pleno ordinario y telemático. Fue con motivo de los pagos irregulares que el consistorio realizó durante años para la cobertura médica y farmacéutica de sus trabajadores, a los que en muchos casos se les siguió abonando una vez jubilados, cuando ya deja de ser responsabilidad municipal, e incluso a un fallecido, al que se siguió pagando la cobertura durante tres meses.

Esta circunstancia, que ya fue corregida en 2019 por el actual equipo de gobierno, le ha supuesto a las arcas del ayuntamiento un gasto indebido de aproximadamente 200.000 euros durante los últimos ocho años, según explica el portavoz del grupo socialista, Eduardo Almor. Este paso, que se aprobó a través de decretos de alcaldía, hizo que el presupuesto para el pago de estos seguros pasara de casi 36.000 euros en 2017, al beneficiar a cerca de una treintena de empleados y familiares, a los cerca de 8.000 euros anuales tanto el pasado como el presente ejercicio, ya que el seguro cubre a media docena de trabajadores.

Cuando este «escándalo», como lo califica Almor, parecía resuelto, Sancho Sempere acudió a la Justicia bajo el argumento de que estos acuerdos para la baja de las coberturas médicas y farmacéuticas debían adoptarse en sesión plenaria y así lo reconoció una sentencia, de tal modo que el ayuntamiento se vio obligado ayer a completar este trámite para dejar aparcado este asunto, al menos de momento.

Y es que, como ya había planteado en ocasiones anteriores, el concejal de la Agrupación Canet, Joaquín Rambla, insistió en la conveniencia de recabar informes al colegio de secretarios e interventores y a la Generalitat que permitan depurar responsabilidades por esta nueva fuga de dinero público, con el exsecretario en el punto de mira. Según el edil, Sancho Sempere, que ya fue condenado a penas de prisión por otras ilegalidades, «estuvo 25 años dirigiendo el ayuntamiento y, entre otras cosas, dejó un agujero de más de 4 millones en recibos sin cobrar. Aquí siempre es el ayuntamiento el que paga y nunca recuperamos el dinero».

Sin informes contrarios

En un acuerdo que se adoptó por unanimidad, el exalcalde, Leandro Benito, reconoció que en esta materia no había sido suficientemente «contundente», aunque lo justificó en que nunca tuvo un informe de la Intervención que le alertara de esta irregularidad.

Compartir el artículo

stats