El grupo parlamentario de Esquerra Republicana del País Valencià ha formulado una batería de preguntas al Gobierno central para conocer las posibles actuaciones para la restauración y el mantenimiento del acueducto «els Arcs» de Estivella, un significativo elemento patrimonial cuyo estado preocupa a la Mancomunitat de la Baronia.

Entre otras cosas, quiere saber si la Confederación Hidrográfica del Júcar(CHJ) posee una partida presupuestaria anual para el mantenimiento de elementos utilitarios que poseen valor histórico y artístico; si el ministerio tiene conocimiento de algún proyecto por parte de la CHJ para la restauración y el mantenimiento del acueducto o si piensa actuar ante la desidia que están mostrando los responsables del monumento por los valores históricos, artísticos y utilitarios.

Esta construcción hidráulica del Camp de Morvedre, que Esquerra Republicana resalta como «la más importante de la comarca», se encuentra a su juicio «en un estado de deterioro considerable, al contar con la última intervención datada en 1581», afirma la formación.

Como recuerdan en el escrito que han presentado, la Mancomunidad e la Baronia no solo instó hace unos meses a una restauración tanto a la CHJ, responsable de las construcciones del río Palancia, como a la Séquia Major de Sagunt, benefactora del transporte hidráulico; también lamentó la falta de competencias para resolver el problema del monumento.

El acueducto de «els Arcs» ha permitido desde hace varios siglos llevar y reconducir el agua sobre la cama del Palància para que puedan ser regadas las tierras de ambos lados del río. Esto ha supuesto para las dos entidades ser las responsables de la buena conservación del acueducto que lleva en pie .

Los ayuntamientos de la subcomarca señalan también a la CHJ y la Séquia Major de Sagunt «de no hacer nada para evitar su deterioro, pese a la importancia del monumento y ser entidades implicadas en su conservación. Hasta ahora, no han realizado actuaciones visibles que demuestren que tienen en cuenta la importancia dels Arcs», recalcan en su escrito desde ERPV.

Entre los daños más visibles que padece «Els Arcs» se encuentra la desaparición de elementos llamados los tajamares, que aumentan la erosión de la base del monumento, además de la vegetación espesa que tapa parte de los arcos.

Esta construcción, que consta de un acueducto formado además por doce arcos de diferentes estilos: de medio punto, rebajado y apuntado, entre otros, se reconoce como una de las obras arquitectónicas más relevantes del Camp de Morvedre a nivel hidráulico.