30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El "buen proyecto" de Costas para Almardà no evitará las alegaciones

El concejal de Playas de Sagunt asegura que tratarán de mejorar el proyecto "en positivo" y admite que preocupa la procedencia de la arena

Imagen de la playa de Almardà. | DANIEL TORTAJADA

Imagen de la playa de Almardà. | DANIEL TORTAJADA

La comisión especial de Playas de Sagunt trató ayer el último informe incorporado al proyecto de Costas para la regeneración del litoral de Canet d’en Berenguer, Almardà, Corinto y Malvarrosa.

Tras la sesión que sirvió para trasladar al resto de componentes las conclusiones del estudio de Imedes, el presidente, Roberto Rovira, señala que «es un buen proyecto, que no contempla construcciones rígidas y se basa en la renaturalización de la playa».

Pese a esta valoración positiva, el edil de EU añade que «nos basaremos en el último informe que encargamos desde el ayuntamiento para presentar alegaciones, pero lo haremos en positivo, no para cargarnos estos planes de Costas, sino para mejorarlos».

Entre las «preocupaciones» municipales destaca la procedencia del millón de metros cúbicos de arena que se trasvasarán hasta las costas del norte de Sagunt. Rovira apunta que «exigiremos garantías de que la nueva declaración de impacto ambiental del banco de Cullera -que es la primera opción de Costas para conseguir el material- se tramitará rápido y no será un motivo de retraso para las actuaciones en Almardà».

Además de formular las alegaciones frente a este proyecto de regeneración para Sagunt, el próximo paso para abordar esta cuestión será una reunión con responsables del Ministerio para la Transición Ecológica, las demarcaciones de Costas en València y Castelló, los ayuntamiento de Sagunt y Canet d’en Berenguer, así como los representantes vecinales y ecologistas para «trasladar nuestros planteamientos sobre el proyecto y reclamar medidas antes del verano para solucionar el escalón que se forma en la orilla».

Un último punto que se trató en la comisión de Playas de ayer tiene que ver con el contencioso que el ayuntamiento ha amenazado en varias ocasiones con interponer contra el proyecto adjudicado por Costas para la construcción de espigones en el tramo sur del litoral de la provincia de Castelló. «Sigue encima de la mesa -explica Rovira- porque la Audiencia Nacional todavía no ha hecho el trámite que dará pie al plazo de 20 días para hacer efectiva la presentación».

Mientras el propio edil y el alcalde, Darío Moreno, manifestaron ayer sus reticencias a emprender esta vía judicial, ambos han dejado claro en varias ocasiones que los vecinos de Almardà tienen mucho que decir sobre esta cuestión y ellos ya mantienen desde hace meses que el contencioso es la única vía. El presidente de la asociación de propietarios, José Girona, señala que esta postura se ratificó recientemente por unanimidad en el seno del colectivo, aunque no descarta que la solución llegue «en reuniones con las grandes esferas políticas».

Protección de la arena

Sobre la comisión de ayer, Girona insiste en que «nosotros siempre decimos lo mismo, que es la simultaneidad de las obras en Almenara y Almardà». Además de destacar el último informe que descarta la procedencia de canteras para el trasvase de arena, el presidente de la asociación de vecinos añade que «además de que este proyecto de Costas no tiene en cuenta las consecuencias de los espigones en Almenara, nos preocupa como se protegerá la arena que van a depositar en nuestras playas».

Además de plantear los arrecifes sumergidos como una solución, Girona también adelanta que entre las alegaciones que presentará el colectivo vecinal se incluirá la reclamación de una senda blanda que dé continuidad hacia el norte al paseo marítimo de Canet.

Compartir el artículo

stats