Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las 'once' de Estivella

Fueron multadas hace 110 años por participar en una manifestación y serán homenajeadas el próximo mes de mayo - El ayuntamiento quiere recordar ahora aquella protesta sin precedentes en el Camp de Morvedre

Una de las denunciadas, Maria Domingo, con su familia. archivo familiar

Una de las denunciadas, Maria Domingo, con su familia. archivo familiar

Hace unos 110 años, el cobro de un elevado impuesto de consumo en Estivella desembocó en una manifestación protagonizada por mujeres en contra del alcalde, la primera de este tipo en toda la comarca del Camp de Morvedre.

Esta historia olvidada durante décadas se ha querido recordar ahora, en su 110 aniversario, para recordar la importancia del papel de unas mujeres luchadoras de la población.

Fue el 3 de mayo de 1911 cuando decidieron emprender esa protesta. El alcalde por entonces, que elevó el precio de alimentos básicos como hortalizas, carne o pescado, obligó a pagar el impuesto a su antecesor en el cargo, Batiste Mateu Beltrán. En este momento, las mujeres decidieron salir a la calle a hacer ruido para impedir ese cobro que consideraban injusto tras no disponer de suficientes recursos para hacerle frente.

El consistorio pretende sacar a estas mujeres del anonimato y difundir su coraje entre los más jóvenes

decoration

Ante esto, 11 mujeres fueron detenidas, tras una ordenanza que prohibía cantar y hacer ruido en las calles. A ellas se le puso una multa de 11 pesetas, una -cifra «que por aquel entonces suponía una gran cantidad», según explica a Levante-EMV Lluís Mesa, cronista oficial de Estivella.

No obstante, con el apoyo de sus familiares y amigos decidieron presentar un recurso que permitiera suprimir la sanción y llevaron el caso hasta el Ministro de Gobernación, tras fracasar ante el alcalde y gobernador civil.

Coraje

El desenlace de esta historia acaba a favor de estas mujeres, que salieron vencedoras, no se rindieron y defendieron sus derechos a capa y espada. Tanto es así que, poco tiempo después, el alcalde de Estivella dimitió.

De este modo, la voz femenina se alzaba en la comarca por primera vez en la historia. Por eso, en su 110 aniversario, el ayuntamiento ha querido volver a recobrar la memoria de este hecho que marcó un antes y un después.

Homenaje

El acto está previsto el sábado 8 de mayo en la plaza ‘8 de març’, donde se pretende colocar una placa en memoria de las 11 mujeres que constan en la denuncia, así como el nombramiento de una de las travesías en la zona de la Avenida del Assagador, con el nombre genérico de las manifestantes.

La intención es «reconocer el papel de estas mujeres», apunta a este diario Rafa Mateu, alcalde de Estivella. Con esto, «se pretende sacar a las mujeres del anonimato», apunta.

Asimismo, se dará una charla en el centro cultural de Estivella dedicada a divulgar lo ocurrido y su contexto sociocultural, con la colaboración del cronista oficial Lluís Mesa. El ayuntamiento también considera oportuno invitar a algunos familiares directos al acto, como se hizo en el 100 aniversario, donde sus descendientes leyeron sus biografías y algunas declaraciones recreadas por el cronista.

Para dar a conocer la historia a las nuevas generaciones, Lluís Mesa también escribió una obra de teatro centrando el argumento en las once mujeres, con datos que recogió él mismo. La tituló precisamente «Las once de Estivella» . Sin embargo, la iniciativa de llevarla a escena quedó aparcada y sigue esperando su momento.

MARÍA ÁLVAREZ OBRER

Casada y con dos hijos. «El alcalde nos denunció, fue desagradable que nos tratara casi de criminales. Pienso en felicidad cuando el Ministerio nos dio la razón», dijo una familiar en el centenario.


FRANCISCA BLASCO BLASCO

De familia jornalera, con 60 años y un hijo. Para su entorno no corría buenos tiempos y tenía muchas bocas que alimentar. Aún en silencio, nunca olvidó el 3 de mayo.


DOLORES CORRECHER ALEGRE

«A las 9 horas nos reunimos para protestar. Recuerdo el juicio en el ayuntamiento, donde nos cerraron, una a una, en la sala», contó una descendiente en el 100 aniversario.


MARÍA DOMINGO MATEU

Era nuera de Batiste Mateu, el hombre perseguido por no pagar un impuesto injusto y defendido por las mujeres que luego fueron multadas con pagar 11 pesetas, pero al final salieron impunes. 


MERCEDES MONTESINOS GARRIGA

Viuda con dos hijos, obligada a reivindicar por su situación económica. Fue la única de las 11 mujeres que pagó la multa para poder presentar un recurso.


MARÍA OBRER OBRER

Tenía 26 años cuando la denunciaron. Como dijo una familiar en el 100 aniversario: «El juicio fue una farsa, querían que nos autocondenáramos y que calláramos para siempre».


ROSA OBRER OBRER

Nuera de Batiste Mateu. Con 18 años, tuvo miedo de ir a la cárcel después de impugnar la multa.Pensaba que las habían condenado por ser de familias alejadas del entonces alcalde.

 

ROSA OBRER MATEU

Casada y con un hijo fue una de las líderes del movimiento que consiguió provocar el escándalo en la plaza Vella. Jamás olvidaría la aceptación del recurso por el Ministerio, que les dio la razón.


PATROCINIO RODRIGO ROIG

Originaria de Foios, casada, con 4 hijos e indignada, salió con las demás mujeres a la calle. Los hechos ocurridos en 1911 le hicieron, junto con las demás, no querer saber más del asunto.



MERCEDES VILLALBA MONTESINOS

A los 24 años, jamás olvidaría el 3 de mayo, después de oponerse a la sentencia del alcalde y llegar al Gobierno. Tras lo ocurrido aquel año se casó, tuvo 2 hijos y se marchó a Barcelona a vivir.


MARÍA TORTONDA TORTONDA

La menor de 5 hermanos. Veía cómo cada día pagaban más y tenían menos. Por desgracia, María no vio todo lo que sucedió después. Falleció a los 33 años en el 1924, según afirma una familiar en el 100 aniversario.

Compartir el artículo

stats