El Ayuntamiento de Sagunt aceptará el derribo del antiguo pantalán a cambio de otro nuevo de 300 metros, tal y como ofreció hacer la Autoridad Portuaria de Valencia el pasado 12 de marzo alegando que la estructura actual sufre importantes daños.

La junta de portavoces del ayuntamiento así lo ha decidido esta mañana, pese a la oposición de uno de los socios del tripartito local, EU, y del representante del PP.

La decisión se ha tomado tras valorar las opciones dadas por la Autoridad Portuaria de Valencia, que prometió impulsar el nuevo en un plazo de seis meses.

Esto supondrá un coste total de unos 11 millones de euros, tanto en la demolición de la actual estructura (presupuestada en 8 millones) como en hacer el nuevo paseo peatonal.

Con una longitud de 1.652 metros, el pantalán está dividido en cinco tramos, pero dos de sus vanos se derrumbaron durante los temporales de 2019 y 2020.

De hecho, la estructura nunca llegó a ser rehabilitada como se había comprometido hacer la APV con el ayuntamiento en varios convenios firmados hace años.

El alcalde de Sagunt, Darío Moreno, ha explicado que «hemos acordado una postura de consenso por parte del Ayuntamiento, a pesar de que teníamos diferentes posicionamientos por parte de los partidos políticos. Finalmente hemos optado desde un prisma realista, aceptar el proyecto de la Autoridad Portuaria de València y trabajar en su mejora, sobre todo en cuanto a la incorporación de elementos de patrimonio industrial».

En este sentido, Darío Moreno ha indicado que también ha habido consenso sobre que «la Autoridad Portuaria de Valencia ha incumplido con sus compromisos en reiteradas ocasiones, pero es importante que trabajemos en positivo para ganar un espacio para la ciudadanía y para dignificar esa parte de nuestro patrimonio industrial».

Aún así, el Consell Polític d’Esquerra Unida ha rechazado esta propuesta al considerar que ese proyecto de hacer un pantalán nuevo "no respeta nuestro patrimonio ni respeta la ciudad. Es un proyecto muy diferente a lo que debería ser la recuperación del patrimonio industrial; supone tirar abajo el pantalán y hacer algo nuevo. Podrá gustar más o menos, pero lo que es evidente es que NO es una obra de recuperación del patrimonio industrial. Es como si derribamos el Horno Alto y hacemos un nuevo, una absoluta locura».

Para EU el estudio planteado por la APV se ha hecho de espaldas al ayuntamiento y, sobre todo, de espaldas a la sociedad en general. Como asegura el concejal Roberto Rovira: «Exigimos, pues, un consenso entre los grupos municipales, las asociaciones en defensa del patrimonio industrial y la propia APV a la hora de recuperar el Pantalán. Frente a la imposición y el chantaje de la Autoridad Portuaria, planteamos la implicación de la sociedad civil en la recuperación del Pantalán, y que la APV pague la deuda que tiene con nuestra ciudad, además de reclamar la apertura del Muelle norte, aunque sea de manera provisional hasta que esté completamente integrado».

Esquerra Unida defiende que el futuro proyecto pasa por mantener la mayor parte patrimonial que se pueda, «y los estudios han demostrado que, técnicamente, es posible hacerlo». Por ello, defiende la conservación de, al menos, los primeros seis vanos en zona marítima, es decir, 180 metros sobre el mar, tal y como defiende el estudio encargado por el Ayuntamiento de Sagunto a la empresa Ingeniería Sondeos, Estructuras y Geotecnia SL. «Por tanto, hay que seguir exigiendo a la APV que cumpla sus compromisos y recupere, al menos, esos 180 metros de Pantalán», señalan.

Según Rovira, «la APV nos presenta un proyecto sin contar ni con el ayuntamiento ni con las asociaciones, y lo único que han hecho es un chantaje “o esto o tendrá que pasar mucho tiempo más para hacer algo”, por lo que no se puede aceptar esa imposición de la APV. Aceptar el proyecto que nos han presentado es rendirse al chantaje y renunciar a nuestro patrimonio industrial. Es una derrota para nuestra ciudad», decía además de considerar que la APV tiene una deuda histórica con la ciudad que nunca ha cumplido. «Han aportado poco o nada a Sagunto y se han desvinculado completamente del patrimonio industrial, además de la nula inversión en el pantalán durante 30 años. Toca retornar parte de los ingresos millonarios que ha tenido la APV en las últimas décadas gracias a Sagunto, y la APV le debe a la ciudad mucho más que esos seis millones de euros que ha presupuestado en este proyecto».

Por tanto, EUPV rechaza el proyecto presentado por la APV. «Asumirlo tal cual significa que el Ayuntamiento acepta el incumplimiento del convenio firmado sin ninguna consecuencia. Además, en caso de que se acepte el proyecto, nadie nos garantiza que la APV nos siga tomando el pelo, que es lo que ha hecho con el Ayuntamiento en los últimos años», apunta el coordinador de esta formación política.