Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Llibrets de 2021 «en barbecho»

Muchas tienen sus trabajos casi listos y otras han aprovechado el aplazamiento de los concursos para mejorarlos

Las comisiones premiadas en 2020 por la Generalitat, celebrando el premio.  | DANIEL TORTAJADA

Las comisiones premiadas en 2020 por la Generalitat, celebrando el premio. | DANIEL TORTAJADA

Varias fallas del Camp de Morvedre se han convertido en potencias autonómicas en el mundo de los llibrets durante los últimos años. Sin ir más lejos, en 2020, 11 comisiones de la Federación Junta Fallera de Sagunt (FJFS) fueron galardonadas en los premios que organiza la Generalitat Valenciana para la promoción y uso del valenciano, unos galardones que aún no han sido entregados por parte de la administración autonómica debido a la pandemia. Esto hizo que, en la pasada edición, Sagunt fuera la ciudad más laureada.

Este año, a pesar de que 2021 se ha convertido en un ejercicio complicado para las fallas, la gran mayoría de comisiones de la comarca ha impulsado sus llibrets, si bien muchos siguen a la espera de ser publicados tras el aplazamiento de la fiesta al segundo semestre del año.

«Nosotros desde el primer momento, por marca y trayectoria, teníamos que hacer llibret. El Mocador no concibe su forma de vida sin un llibret que dé fe y testimonio de lo que está pasando. Además, también nos decidimos a hacerlo por un motivo de solidaridad con los sectores vinculados a la fiesta que tenemos que dinamizar económicamente para que no tuvieran esos efectos tan perjudiciales, como pueden ser los maquetadores, los impresores, los diseños gráficos o los fotógrafos. Esto nos ha llevado a trabajar durante un año atípico, pero con el empeño y la convicción de que estábamos haciendo falla», afirma el coordinador del llibret de El Mocador, Hugo Morte.

Esta laureada comisión saguntina tenía a mediados de marzo el llibret finalizado, a falta de la impresión. «Creo que el aplazamiento de los concursos ha impulsado a otras muchas fallas a hacer el llibret y eso es muy importante», apunta Morte desde una comisión que en marzo presentó la portada de su llibret realizada por el reconocido artista fallero infantil Iván Tortajada.

Dudas entre algunas comisiones

A pesar de la tradición llibretera, no todas las comisiones han tenido muy claro si realizar o no su publicación para este 2021 e incluso, según ha podido saber Levante-EMV, alguna de ella lo ha descartado. «En Plaza Rodrigo nos planteamos si hacerlo o no; hubo momentos de mucha incertidumbre. Había aspectos más importantes como la salud y no pensábamos en hacer llibret, porque habían cosas más primordiales. Pensábamos que la pandemia pasaría en meses, que se podrían celebrar las Fallas y todo seguiría igual, pero no fue así», asegura Laura Madrid, integrante del equipo de llibret de esta falla.

Aún así, al final, lo impulsó pues, como afirma: «Pasaron los meses y decidimos volver a la carga. Estuvimos hablando con equipos de llibret de otras comisiones y nos lanzamos un año más, muy ilusionados, contentos y felices. Estamos muy orgullosos con el resultado que hemos obtenido y estamos deseosos de compartirlo».

No faltan comisiones en la comarca que paralizaron sus llibrets tras anunciarse el aplazamiento de las Fallas, a la espera de ver cómo evoluciona todo.

«Nosotros, desde un primer momento apostamos por hacer el llibret. Pero cuando informaron de que las Fallas no podían celebrarse en marzo, decidimos hacer una pequeña parada en el camino para evaluar lo que estábamos haciendo», señala Antonio José Fresno, coordinador del llibret de la falla Luis Cendoya. Aún así, la intención de esta comisión porteña es seguir adelante con el proyecto. «En ningún momento hemos perdido la ilusión. Mucha parte del trabajo ya lo tenemos hecho, pero este parón nos ha permitido tomar un pequeño impulso para ampliar un poco el contenido, tomárnoslo con un poco más de calma, pero siempre con el objetivo de verlo impreso en cuanto se pueda, también por respeto a todas las personas que este año han aceptado colaborar con nosotros», apunta.

Así pues, aún habrá que esperar unos meses para ver estos llibrets en la calle, mimados en muchos casos como obras de arte.

Compartir el artículo

stats