Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Faura divide el sector R-02 en dos superficies para facilitar su desarrollo

Junts per Faura no secundó el acuerdo por considerar que requería una consulta a los vecinos

Vista de Faura

Vista de Faura

Faura impulsará el desarrollo del sector R-02 del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) en dos unidades de ejecución con el objetivo de mejorar su gestión. El pleno aprobó con los votos favorables de PSPV y PP, mientras Junts per Faura pidió al gobierno establecer un proceso de participación ciudadana para redefinir las actuaciones urbanísticas.

«Queremos que se eleve una consulta a los vecinos para saber qué opinan ante una modificación de estas características», apuntan desde la coalición valencianista. Éste es el principal motivo de su abstención al no considerar «prioritario, ahora mismo, abrir calles en el municipio. Por ello, estaremos atentos a la gestión en este cambio de planeamiento urbanístico».

La propuesta del equipo de gobierno pasa por ajustar la intervención a la situación actual, como medida para racionalizar una actuación. Según los socialistas no se trata de una alteración o cambio en el modelo de desarrollo urbanístico recogido en el PGOU, sino una forma de facilitar la intervención. Con este acuerdo, la unidad de ejecución se secciona de forma que, cuando se plantee una posible apertura de la unidad de actuación, se desarrolle sin necesidad de urbanizar toda la zona. El primer sector contaría con 42.000 metros cuadrados, mientras que el segundo constaría de 46.000. «El grupo del PSPV no está en contra de un proceso participativo, sino de la forma en que se ha hecho ya que muestra un total desconocimiento no solo del acuerdo que se votaba en pleno sino del PGOU y cómo se gestó, ya que, tras la preceptiva exposición pública y la consulta con diferentes sectores, colectivos e instituciones, el proceso culminó con la primera audiencia pública informativa y participativa en Faura», según la portavoz Consol Duran.

Por otra parte, el acuerdo para firmar el convenio con la Generalitat para le cesión de los derechos de tanteo y retracto si que salió adelante de forma unánime. La colaboración entre el gobierno valenciano, a través de la Vicepresidencia segunda y la Conselleria d’Habitatge i Arquitectura Bioclimàtica, para la cesión de los derechos de tanteo y retracto, suponen la incorporación de edificios públicos al régimen de protección con carácter general y sin límite temporal. Este acuerdo facilitará la ampliación del parque público de viviendas municipales, ya que la Generalitat podrá ceder a las entidades locales el uso temporal de inmuebles de su titularidad con carácter gratuito. Asimismo el Consell podrá ceder los derechos de adquisición preferente a Faura.

Compartir el artículo

stats