El Malecón de Menera del Port de Sagunt sigue ofreciendo capítulos de un serial que se prolonga más de un siglo y mantiene su amenaza de cobrarse una factura millonaria. En esta nueva fase del conflicto, varios sectores ya se han mostrado contrarios al nuevo intento de la Demarcación de Costas de eliminar la protección que le otorga a este solar de más de 60.000 metros cuadrados su condición de dominio público marítimo terrestre, lo que dejaría al consistorio, otra vez, en manos de la empresa a la que la Justicia reconoció la propiedad y que ya reclamó al ayuntamiento la expropiación por 100 millones de euros.

El último episodio tuvo lugar en Madrid, donde se desplazó el concejal de Playas, Roberto Rovira, quien, junto a la diputada de Unides Podem y exedila de Sagunt, Roser Maestro, se reunió con la subdirectora general de Dominio Público Marítimo Terrestre, Ainhoa Pérez, y el presidente de la Comisión de Transición Ecológica del Congreso de los Diputados, Juan Antonio López. De este segundo encuentro salió el acuerdo de elaborar iniciativas para la recuperación como espacio natural y de uso público de este suelo en primera línea de la playa del Port.

Si bien esta reunión fue positiva, la primera dejó «muy preocupada» a la delegación saguntina, según admite Rovira. «Aunque técnicamente no tienen razón, ellos están convencidos que están dando los pasos correctos y que están obligados a hacer un nuevo deslinde», apunta el concejal de EU. Una de las escasas novedades en el procedimiento abierto en febrero y que tiene un plazo de dos años para resolverse es el estudio geomorfológico aportado por Costas, del que, como ya había hecho el concejal de Urbanismo, Quico Fernández, Rovira tiene serias dudas. «Apenas han profundizado 30 centímetros y así no han encontrado restos que demuestran, como ya hicimos desde el ayuntamiento con catas de 4 metros, que ese terreno se le ganó al mar porque debajo hay arena».

Vuelta a los tribunales

El concejal de Playas añade que «este proceso volverá a ser largo, porque parece que volverá a acabar en los tribunales. Lo que no entiende -apostilla Rovira- es que un gobierno progresista como el de Madrid ampare este ataque contra los intereses generales para favorecer la especulación, un aspecto al que explícitamente se pretende poner coto en la Ley de Costas».

«Se podría hacer una tesis doctoral sobre el Malecón»

Uno de los colectivos que más activo se ha mostrado durante los últimos años en la defensa del Malecón de Menera es la Asociación de Amigos de la Escuela Aprendices. «Sobre este escabroso asunto se podría hacer una tesis doctoral -apunta Pepe Vila, uno de sus miembros- porque, entre unos y otros, hay una buena ‘merdé. En este tema hay gente implicada con mucha influencia a todos los niveles, que ha hecho lo que ha querido con las antiguas propiedades de Sierra Menera», añade.