30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sagunt y Canet reivindican la memoria de 9 vecinos fusilados

Los dos consistorios respaldan la exhumación de esas víctimas y otras 37 más que fueron acribilladas tras la Guerra Civil

Imagen de la fosa 95 de Paterna

Imagen de la fosa 95 de Paterna

Seis vecinos de Sagunt y tres de Canet d’en Berenguer fueron fusilados el 17 de noviembre de 1939 junto a 43 personas más en el ’paretó’ de Paterna. Había acabado ya la Guerra Civil y eran tiempos de represión franquista. Todos sus cuerpos fueron arrojados a la fosa común 95. Pero ambos ayuntamientos han reivindicado ahora su memoria , apoyando el trabajo que ha impulsado la Asociación de Familiares Víctimas del Franquismo de la Fosa Común 95 de Paterna.

El respaldo al proyecto de exhumación, identificación y posterior inhumación fue aprobado por unanimidad este jueves en el pleno de Canet, después de la moción presentada por Antoni Antoni (Compromís), en representación del equipo de gobiernoque conforma PSOE, Compromís y EU.

De esta manera, los grupos municipales acordaron dar apoyo oficial a los familiares de las víctimas enterradas desde hace 80 años en la fosa 95. «Institucionalmente también se han unido otros ayuntamientos como València, Godella, entre otros municipios. Juntos pedimos fuerza a la conselleria, para que la subvención que otorgue permita realizar la exhumación de la fosa», expresa Antoni Antoni, regidor de Canet.

Sagunt por su parte también se sumó a la petición, con un acuerdo ayer de su Junta de Gobierno Local donde aboga porque sea la administración autonómica la que proceda a la apertura, exhumación, identificación genética y posterior reinhumación de las víctimas.

El concejal saguntino de Memoria Histórica, Guillermo Sampedro, expresaba la necesidad de honrar la memoria y devolver la dignidad de las seis personas saguntinas fusiladas aquel noviembre del 1939 sin ninguna garantía de defensa. «Desde la concejalía estamos trabajando por contribuir a la reparación de las víctimas de la Guerra Civil y de la brutal represión que hubo en la dictadura, así como a recuperar su legado», añadía.

Represaliados

Vicente Ribelles Nebot, Tomàs Dubon Carlos y Vicente Fuster Boix son los nombres de los tres vecinos de Canet que perdieron la vida ese 17 de noviembre de 1939.

Labrador de profesión, casado, con 41 años y 5 hijas, Vicente Ribelles había sido alcalde presidente de la Comisión Gestora tras las elecciones de febrero de 1936 y estuvo afiliado a la UGT

Tomàs Dubon, cuñado de Ribelles, de la misma edad y profesión, había sido presidente de la Junta Directiva del sindicato UGT y formó parte del Comité Ejecutivo Popular, constituido después del golpe de Estado.

Por último, Vicente Fusterperdió la vida con 47 años, soltero, por mucho que este jornalero hubiera estado alejado de partidos, sindicatos y comisiones, tal y como se recogía en la moción aprobada en Canet.

El Ayuntamiento de Sagunt, sin embargo, no divulgó ayer los nombres completos de los seis vecinos fusilados y sólo los identificó por sus siglas: R. A. B. de 44 años, fogonero; U. A.P., de 41 años, laminador; A. B. L., de 36 años, escribiente; T. C. A., de 28 años, empleado; P. M. A., de 52 años, albañil; y J. S.T, de 46 años, labrador.

Ahora, los familiares de ambos municipios que no pudieron guardar el duelo siguen luchando por su memoria, identificación y exhumación, así como ambos ayuntamientos seguirán pendientes de cualquier proyecto similar en otras fosas. «Los quieren de vuelta a casa, así de sencillo y así de humano», expresaba la moción apoyada por el pleno de Canet d’en Berenguer.

Compartir el artículo

stats