30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Laura Méndez se acerca al sueño olímpico

La atleta afincada en Sagunt debutó en una maratón con 2 horas, 29 minutos y 28 segundos, que no solo le da billete a Tokio para el próximo verano, sino que se convierte en la undécima mejor marca española de todos los tiempos

Varios ediles y el alcalde, ayer, tras recibirla en las pistas de atletismo. | LEVANTE-EMV

Varios ediles y el alcalde, ayer, tras recibirla en las pistas de atletismo. | LEVANTE-EMV

Laura al entrar en meta. | REUTERS/PIROSCHKA VAN DE WOUW

Para Laura Méndez no hay misión imposible y su tesón le ha permitido cumplir dos sueños en los últimos meses, que le dejan a las puertas del gran objetivo de casi cualquier deportista: acudir a unos Juegos Olímpicos.

La atleta de Almussafes afincada en Sagunt, que debutó el pasado año con la selección española en el Campeonato del Mundo de Media Maratón, ya ha hecho su parte, que es rebajar la mínima exigida para estar el próximo verano en Japón para la disputa de la maratón. Este éxito adquiere magnitud histórica si se tiene en cuenta que lo hizo en su primera carrera sobre los 42.195 metros, lo que supone el segundo mejor debut de una atleta española sobre esta distancia.

Sin embargo, su presencia olímpica todavía está en el aire, ya que se ha convertido en la tercera española en rebajar la mínima, pero el plazo para conseguirlo se mantiene abierto hasta finales de mayo y, si otra maratoniana lo consigue, la última palabra para la confección de la selección la tendría la federación.

Las 2 horas, 29 minutos y 28 segundos que marcó Laura en el NN Mission Marathon disputado en el aeropuerto de Twente, en Países Bajos, se convierten en la undécima mejor marca española de todos los tiempos, que la atleta del Playas de Castellón consiguió tras «arriesgar con las liebres, a las que aguanté bien». De hecho, la pupila de Manolo Ripollés en Sagunt mantuvo un ritmo constante durante casi toda la prueba, que acabó a 3 minutos y 33 segundos el kilómetro, aunque reconoce que sufrió especialmente entre los kilómetros 35 y 40.

«Otras atletas achuchaban a las libres para que fueran más rápido, así que iban un poco a tirones. Yo me quedé un poco y me costó más hasta el minuto 40, cuando también entró viento», explica. Con esos poco más de 2 kilómetros para acabar, «se me iba el tiempo por 5 segundos, así que sabía que tenía que acabar más rápido como fuera».

Laura todavía tenía guardada algo de fuerza para el recta final, cuando el objetivo de alcanzar a la holandesa que le precedía le dio la motivación extra para esprintar y rebajar en dos segundos la mínima olímpica.

«Sólo lloré»

Al cruzar la meta, «sólo lloré de alegría, por todo el trabajo que hay detrás, no solo mío, porque este éxito es de todo el equipo». Varios de los compañeros de entrenamiento junto a las autoridades municipales, encabezadas por el alcalde, Darío Moreno, ofrecieron ayer a Laura un pequeño recibimiento en las pistas Emilio Villagrasa. El socialista reconoció que «Laura es una deportista que ha demostrado versatilidad, capacidad de adaptación y lo lejos que se puede llegar gracias al esfuerzo. Es un referente para todos y todas, así como un buen dato para celebrar, por el que seguiremos apoyándola»

Por su parte, el concejal de Deportes, Javier Timón, indicó que «estamos muy satisfechos por el logro conseguido por nuestra deportista local y esperamos que se pueda consolidar finalmente con su asistencia a los juegos olímpicos».

Compartir el artículo

stats