Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cazatesoros en Faura

Los retos de este juego de aventura con GPS atraen a personas de todas las edades

Varios chavales, en plena búsqueda del tesoro. | DANIEL TORTAJADA

Varios chavales, en plena búsqueda del tesoro. | DANIEL TORTAJADA

Ir a «la caza de un tesoro» con la ayuda de un dispositivo GPS es la nueva propuesta que ofrece Fuara a todo aquel que se acerque a la localidad. Se trata de una iniciativa impulsada por el Centre Excursionista la Vall de Segó que ha aumentado el atractivo del lugar, pues no faltan las familias y grupos de jóvenes que van en busca de estas experiencias que combinan aventura con los más diversos paisajes.

Otro momento de la actividad. | DANIEL TORTAJADA

Esto es algo que no abunda al norte de València capital y al sur de la provincia de Castelló, de ahí que la propuesta esté siendo mejor acogida aún.

Cazatesoros en Faura

En ella, se combina senderismo, amor por la naturaleza e impulso de superación.

Se trata de una especie de búsqueda del tesoro natural que esconde la zona y que permite al participante disfrutar de una jornada lúdica y saludable, a la vez que motivadora. Una suma de medio ambiente, salud, ocio, aprendizaje y crecimiento persona que el Ayuntamiento de Faura no dudó en apoyar para así posibilitar esta práctica del Geocaching por el monte pegado a la población, La Rodana .

«Las restricciones generadas por la Covid-19 han generado la necesidad de buscar alternativas de ocio para los vecinos, de ahí que desde el ayuntamiento hayamos pensado en impulsar esta actividad», apuntaba Sergio Mateo desde la concejalía de Deportes.

Para convertirse en un buen «cazatesoros», será imprescindible contar con un teléfono móvil e instalar la aplicación del Geocaching.

Con móvil y rotulador

El camino de ascenso hacia la Rodana cuenta con tres geocachés que los participantes en este peculiar juego deberán descubrir. El Centre Excursionista La Vall de Segó los ha ubicado con determinados nombres como «Bassa i Balcó de La Rodana», «Aljub de la Pedrera» y «Pi blanc de dues branques».

«El buscador que encuentre el tesoro podrá llevárselo, pero en su lugar tendrá que dejar otro objeto, para que el juego continúe. Asimismo en un entorno próximo podrá descubrir un lugar donde firmar y dejar constancia de su paso por el juego. Una libreta en la que se registrará la participación y el dinamismo que genere la propuesta; de ahí que animemos a los participantes a llevar bolígrafo o rotulador par dejar su impronta», afirmaban desde el Centre Excursionista la Vall de Segó.

El ajuste del desarrollo de la gincana a las exigencias de la Covid 19 reduce los grupos participantes a un máximo de cuatro personas. No obstante, familias, amigos, parejas de caminantes, pequeños y adultos dejan crecer la ilusión que genera descubrir un tesoro en plena naturaleza.

De hecho, la iniciativa ha sido muy bien recibida tanto a nivel local como de poblaciones cercanas que no dudan en aprovechar esta posibilidad de disfrutar gratis de un gratificante juego en un bonito paraje.

El colegio público Sant Vicent Ferrer ha participado en la difusión y dinamización de esta nueva propuesta ya que los especialistas en dar las instrucciones del juego y presentarlo a la sociedad han sido los estudiantes; una interacción entre el ayuntamiento, Centre Excursionista y escuela que forja una potencialidad clave para el futuro de este tipo de actividades donde se unen deporte, desarrollo de la orientación, uso de GPS, participación en redes sociales y un respeto mutuo en la montaña.

Compartir el artículo

stats