Cuesta creerlo, pero el conductor de un coche de alta gama salvó la vida milagrosamente tras un grave accidente que sufrió este fin de semana en el Port de Sagunt y que dejó su vehículo partido en dos.

El coche, un Audi de tipo berlina, quedó totalmente destrozado tras un siniestro que se produjo el sábado a primera hora de la tarde en el tramo de autovía que va en dirección al puerto maritimo.

El siniestro se registró a la altura de la empresa Ferrodisa cuando al parecer el conductor, de 36 años, iba a gran velocidad, "salió del puente volando" y perdió el control del coche, colisionando con una barrera de hormigín, tipo New Yersey, según un testigo presencial relató luego.

Aún así, el hombre pudo ser rescatado en una operación que movilizó a varias patrullas de la Policía Local.

Varias unidades del Servicio Médico Urgente (SAMU) le atendieron antes de llevarle hasta el hospital de Sagunt, donde hoy seguía ingresado con politraumatismos, múltiples fracturas en las costillas, así como el tabique nasal roto, como han informado fuentes sanitarias.