Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La obra demandada por los regantes se valorará tras otra ya aplazada a 2022

El presidente de la CHJ «no ve sentido» a impulsar el proyecto que también piden varios consistorios, hasta hacer la inversión pospuesta al próximo año

Los presidentes de la Confederación Hidrográfica y de la Sèquia Major al visitar ayer la presa de Algar con técnicos y directivos. | DANIEL TORTAJADA

Los presidentes de la Confederación Hidrográfica y de la Sèquia Major al visitar ayer la presa de Algar con técnicos y directivos. | DANIEL TORTAJADA

La obra que reclaman los regantes de la cuenca baja del Palància y ayuntamientos como el de Sagunt o Canet sigue sin estar en los planes más inmediatos de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ).

Esta actuación pasa por desviar o entubar la acequia mayor de Sagunt a su paso por la presa de Algar de Palància. No obstante, esto «solo se valorará» en un futuro «en función» del resultado que dé previamente otra obra que el organismo de cuenca sí había programado para 2021-2022, pero finalmente ha aplazado al próximo año, como admitió ayer a preguntas de Levante-EMV el presidente de la CHJ, Miguel Polo. «Ahora, impulsar ese entubado o desvío no tendría sentido. Hay que reforzar primero toda la acequia a su paso por presa y luego analizar si esto es suficiente o no, e ir viendo la evolución», afirmó.

La intervención pospuesta a 2022 supondrá una inversión de 800.000 euros en reforzar un tramo de 1.172 metros de la acequia mayor que atraviesa el embalse de Algar. Esto permitirá evitar desperfectos en caso de fuertes crecidas, como la registrada en el año 2000, cuando la presa se llenó recién acabada. «El proyecto ya está redactado y está todo listo para licitar la obra cuando tengamos presupuesto el próximo año pues en este ejercicio hemos tenido que priorizar otras actuaciones más urgentes», añadió Polo.

El presidente de la Confederación hizo estas declaraciones tras recorrer la cuenca baja del Palància junto a numerosos técnicos de su departamento, atendiendo las demandas de la junta de gobierno de la Sèquia Major de Sagunt, que preside José Peris y aglutina a los regantes de la zona. «Hemos podido explicarles ‘in situ’ porqué seguimos reclamando el entubado o el desvío», decía Peris a este diario.

Con la tranquilidad de que la Confederación ya prometió por escrito que asumiría cualquier desperfecto en la acequia mayor que pudiera estar ocasionado por el llenado de la presa, la Sèquia nunca ha incluido entre sus peticiones el refuerzo previsto por la CHJ. No obstante, su presidente ve «positiva» la obra, si bien insiste en que «no es la solución definitiva que reclamamos para que algunos regantes tengan la certeza de que la presa no va a ser un problema para que a ellos les llegue siempre el agua, como ha ocurrido desde tiempos inmemoriales, ya que la acequia estaba antes que el pantano».

Aún así, el presidente de la Sèquia ha querido resaltar y agradecer «la predisposición y cordialidad que han tenido, atendiendo nuestras reivindicaciones e interesándose por ellas».

Una inversión de 800.000 € similar a la acabada en 2016

La inversión de 800.000 euros proyectada por la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) en 2022 permitirá acometer una obra prácticamente idéntica a la que acabó en 2016, reforzando un tramo de la acequia mayor a su paso por la presa de Algar. Si entonces se actuó desde la presa hasta el antiguo azud romano, ahora se continuará edl mismo modo por otros 1.172 metros, después de considerar la CHJ que el tramo reforzado «ha tenido hasta este momento un comportamiento satisfactorio», como explicaron desde la entidad a Levante-EMV.

Compartir el artículo

stats