Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pilkington plantea de nuevo prejubilaciones y bajas remuneradas

El comité de empresa espera que esta semana se concreten las condiciones para reducir la plantilla

Imagen de archivo de una de las protestas de los trabajadores. | TORTAJADA

La dirección de la planta de Pilkington en Sagunt y el comité de empresa se reunieron ayer como una primera toma de contacto para tratar el plan de prejubilaciones y bajas incentivadas que la firma plantea para atajar los «excedentes de plantilla» que se prevén en función de la actividad estimada a partir del mes de agosto.

A la espera de que a lo largo de los próximos días se concrete por escrito estos planteamientos, desde la representación de los trabajadores informan que la empresa «sitúa diferentes hipótesis en el tiempo, pudiendo haber prejubilaciones desde este año hasta 2023, dependiendo de la edad de las personas y de que sigan concurriendo las situaciones productivas previstas».

Además, la dirección de Pilkington trasladó su disposición a que se produzcan «bajas voluntarias remuneradas», para lo que hemos solicitado que «se pronuncie en cuanto a las condiciones y se establezcan con transparencia los criterios para que cualquier persona interesada pueda hacer una correcta valoración», añaden desde el comité de empresa.

Pequeño excedente de plantilla

Estas mismas fuentes añaden que la diferencia con respecto a los planteamientos iniciales de la dirección, que provocaron la movilización de los trabajadores, es que «en aquel momento se trataba del cierre encubierto de una línea fundamental para la planta, pero ahora, reconociendo que puede haber un pequeño excedente de plantilla, es que va acompañado de un paquete más amplio de actuaciones que incluye una serie de inversiones que mejorarán la competitividad de la planta».

Compartir el artículo

stats