Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sagunt cifra la morosidad de "dudoso cobro" en 8,6 millones

El ayuntamiento cerró el pasado ejercicio con una recaudación pendiente de 19,3 millones de euros, por los 20 millones del año anterior, de los que 12,8 se correspondían con ejercicios cerrados

Imagen de archivo de la fachada del Ayuntamiento de Sagunt. | DANIEL TORTAJADA

Los plazos de pago y cobro se cuentan entre los grandes caballos de batalla de los ayuntamientos, a los que, por un lado, se les obliga a abonar sus facturas en menos de 30 días, y, por otro, disponen de un aparato administrativo, más o menos robusto, para perseguir a los morosos. En este último caso, la balanza está más decantada hacia los deudores, ya que el consistorio más equipado de la comarca no es capaz de rebajar sus saldos de dudoso cobro, que son aquellos que entran en la categoría de «difícil o imposible» recaudación, de los 8,6 millones de euros.

Así cerró Sagunt 2020, un año en el que se rebajó tanto esta cantidad, que en 2019 rozaba los 9,4 millones de euros, como la correspondiente a las deudas pendientes de cobro, que pasaron de más de 20 millones a 19,3. Esta última cifra se desglosa en los más de 6,4 millones que todavía faltaba ingresar a 31 de diciembre correspondientes a 2020, mientras que más de 12,8 millones eran saldos pendientes de cobro de ejercicios anteriores.

Estos derechos por recaudar han oscilado durante los últimos cinco ejercicios entre los 18,8 y los 20 millones con constantes altibajos, mientras que los saldos de dudoso cobro han mantenido una trayectoria al alza de 2016 (7,6 millones) a 2019 hasta la primera rebaja del pasado ejercicio.

Aunque los ayuntamientos tienen cierta libertad para catalogar un ingreso pendiente como de «difícil o imposible» recaudación, el Ministerio de Hacienda establece como criterios mínimos la minoración del 25 % de los ingresos pendientes de los dos anteriores años, un 50 % del tercero; un 75 % del cuarto y quinto y un 100 % de los anteriores.

Este saldo de dudoso cobro es básico para el cálculo del superávit, al restarse, junto a los créditos que ya tienen una asignación definida, especialmente los derivados de préstamos, sobre el remanente total de tesorería. El otro factor de ajuste en esta fórmula son las obligaciones pendientes de pago, que en el caso de Sagunt creció el pasado ejercicio desde los 11,9 millones a los casi 16 millones, siempre al cierre de 2020.

«Los resultados de la gestión económica son satisfactorios, pero debemos esforzarnos en recaudar todo lo pendiente para ser justos con los contribuyentes que abonan sus impuestos». Así resume Carles Catalunya, concejal de Hacienda de Gilet, la liquidación de 2020, que se saldó con un superávit de 729.000 euros, una significativa rebaja de la deuda y más de 2 millones de euros en derechos pendientes de cobro.

Desde el consistorio dirigido por Salva Costa se añade que este montante «se corresponde a la gran cantidad de promociones de viviendas de los años de la burbuja inmobiliaria, que ahora están en manos de bancos y particulares que dejaron de abonar los correspondiente impuestos municipales».

Más allá de esta voluntad de perseguir a los morosos, el gobierno municipal de Gilet reivindica su gestión económica, que «nos permite generar recursos suficientes para devolver los préstamos y cubrir nuestras necesidades, pese al alarmismo de hace unos años», apunta Costa, a lo que Catalunya añade que «somos capaces de abonar nuestras obligaciones sin dejar de prestar los servicios básicos».

Un especial motivo de satisfacción es la reducción de la deuda, que en 2015 el índice superaba el 150 %, muy por encima de todos los límites legales, mientras que al cierre de 2020 se quedó por debajo del 83 %. Así, la deuda viva del consistorio giletano apenas supera los 2,2 millones de euros, cuando cinco años antes rondaba los 3,4 millones de euros y, en este periodo, el ayuntamiento se ha visto obligado a concertar nuevas operaciones de crédito por 2,2 millones de euros para afrontar la adquisición de zonas verdes que estaban en manos privadas.

Gilet redoblará sus esfuerzos para recaudar «todo lo pendiente»

R.C.M. Gilet

Compartir el artículo

stats