Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sagunt repartirá 1,6 millones de ayuda anticovid entre 281 negocios

El sobrante apenas alcanza los 100.000 €

Un establecimiento cerrado en plena pandemia

Un total de 281 pequeños negocios de Sagunt empezarán a cobrar a finales de esta semana las ayudas comprometidas por el ayuntamiento en el plan Paréntesis. Este programa contra la crisis del coronavirus cuenta con financiación autonómica (62,5 %), provincial (22,5 %) y municipal (15 %) hasta alcanzar una reserva ligeramente superior a los 1,7 millones de euros, de los que más de 1,6 millones ya tienen aprobado su reparto y en los próximos días se hará efectivo por transferencia.

La concejala de Promoción Económica, María José Carrera, apunta que «la documentación ya está en Intervención, así que a finales de esta semana o la próxima se realizarán los abonos». La socialista añade que su departamento ha tramitado más de 350 solicitudes de ayuda correspondientes a este programa para autónomos y empresas de 10 trabajadores o menos, de las que 74 han sido denegadas.

El fondo que ha quedado sin asignar apenas alcanza los 96.500 euros, que «por ahora lo vamos a guardar durante un mes, que es el plazo para presentar las reclamaciones. Después consensuaremos con el resto de partidos, como hemos hecho desde el principio con este plan Paréntesis, las opciones que tenemos, como la ampliación de los sectores de actividad que pueden ser beneficiarias», señala Carrera.

Esta primera convocatoria estaba abierta a la hostelería, los comercios, los establecimientos de alojamientos y los sectores cultural, deportivo y de ocio, según las normas reguladoras a las que el Ayuntamiento de Sagunt dio luz verde de forma unánime en un pleno extraordinario celebrado en febrero.

Sin límite máximo

Pese a lo que pudiera desprenderse de la primera resolución, que fijaba una cuantía máxima de 4.000 euros a un establecimiento de comida para llevar del Port de Sagunt, las ayudas no tienen límite más allá de «los gastos corrientes, abonados efectivamente, desde el 1 de abril de 2020 para el mantenimiento de la actividad empresarial, profesional o comercial que hayan resultado estrictamente necesarios».

En este apartado se contemplan el alquiler del local comercial; las compras de mercancías y aprovisionamientos; los gastos en suministros de energía eléctrica, agua, gas y comunicaciones; los gastos de reparaciones y conservación, piezas, recambios y consumibles de oficina; servicios de profesionales independientes, como asesorías o gestorías; equipos de protección individual; primas de seguros y publicidad, así como sueldos, salarios y cuotas a la seguridad social del empresario individual o las cuotas a cargo de la empresa, en caso de tener trabajadores a su cuenta.

Así y mientras la media de estas subvenciones supera los 5.800 euros, algunos beneficiarios percibirán en los próximos días más de 15.000, según precisa la concejala de Promoción Económico, o incluso por encima de los 30.000 euros, según apuntan otras fuentes conocedoras del expediente.

Lo que resulta incuestionable, a diferencia de convocatorias como la que condujo el ayuntamiento el pasado año también para paliar los efectos de la crisis sanitaria entre autónomos y medianas empresas, es que en esta ocasión la mayor agilidad administrativa ha permitido, en un plazo aproximada de tres meses, dar respuesta a algunos de los negocios más golpeados en los últimos meses.

Compartir el artículo

stats