Canet d’en Berenguer arranca su temporada estival con la apertura de la playa el próximo viernes, 4 de junio.

La playa se abrirá para el disfrute de sus usuarios con un servicio de salvamento y socorrismo de 11.00 horas a 18 horas, del 4 al 16 junio y del 13 al 30 de septiembre. Durante el resto de temporada, el servicio se ampliará de las 10.00 horas a las 20.00 horas, es decir del 17 de junio al 12 de septiembre.

Doce socorristas y dos coordinadores vigilarán la playa durante todo el verano, con un grupo burbuja de siete profesionales por semana que permitirá minimizar los riesgos de COVID entre el personal que velará por la seguridad de los usuarios. El servicio de playas se completará con los auxiliares del punto accesible, que abrirá sus puertas el 15 de junio, además de dos informadores presenciales en la oficina de turismo, en horario de mañana y tarde y de lunes a domingo.

La playa Racó de Mar contará con un dispositivo especial de Policía Local a pie de playa, que velará por la seguridad de los usuarios y porque se cumplan las normas sanitarias.

La seguridad se reforzará con la instalación de parcelas en varias zonas, al igual que sucediera el año pasado, con las que se garantizará el distanciamiento social y se controlará el aforo, siempre que la actual normativa lo permita. "Las continuas demandas ciudadanas que ha habido para que habilitemos de nuevo las parcelas a lo que se suma la presencia todavía de la Covid 19 entre nosotros, pese a la baja incidencia, ha llevado al equipo de gobierno a plantearse repetir la experiencia después de los buenos resultados obtenido el año pasado donde buena parte de los usuarios pudieron disfrutar de una estancia más tranquila y más segura”, comentaba el alcalde, Pere Antoni Chordá. También se prevé ampliar la zona de paseo hasta los 10 metros desde la orilla, al igual que la pasada temporada.

Para la apertura de la playa han sido necesarios trabajos previos de acondicionamiento y puesta a punto que han consistido en la “eliminación del talud de piedra que se había formado en la zona norte, además de la retirada de la grava que se venía acumulando en casi todo nuestro segmento de costa, donde ya predomina la arena fina”, explicaba el presidente de la corporación.

La concejala de Playas, Felín Gómez, también quiere poner en marcha el servicio de Ludoplatja y ha avanzado que “este año habrá chiringuitos. Después de un año con la persiana bajada y sin poder trabajar a causa de la pandemia, la playa volverá a contar con este servicio, gracias al gran esfuerzo realizado por el sector”.

En cuanto a la Biblioplatja, el edil de Educació, Cèsar Gargallo, estima su apertura para el 21 de junio dado que los recursos se han centrado en el resto de espacios de estudio con la ampliación de horarios y servicios para los estudiantes principalmente, ante la inminente temporada de exámenes.

Por último, Gómez ha querido felicitar y agradecer el trabajo realizado por diferentes departamentos, técnicos municipales y funcionarios “que han hecho un gran esfuerzo para que la playa pueda abrirse el próximo 4 de junio, en las mejores condiciones para todas y todos y con todas las medidas de seguridad y sanitarias exigidas”.