Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La SAG cierra el ejercicio 2020 con un beneficio de 436.407 €

La junta general ratifica el polémico cese del consejero de Cs tras jornadas de tensión política

El gerente de la SAG y ediles, antes de la junta general. | TORTAJADA

El gerente de la SAG y ediles, antes de la junta general. | TORTAJADA

La Junta General de la SAG celebrada en la tarde de ayer aprobó las cuentas de la empresa pública municipal de Sagunt, que cierra el ejercicio 2020 con unos beneficios de 436.407 € euros, como recoge el informe de gestión en el que se destaca la «solida estructura financiera de la sociedad».

Respecto a las inversiones, el documento cifra en 673.132 euros las materializadas ya y señala otra partida de 354.447 euros de 2020 que se ejecutará en 2021.

La junta general también ratificó el cese de José Manuel Martínez, coordinador local de Cs, como consejero de la empresa y aprobó por unanimidad el nombramiento de Pilar León como nueva consejera de la formación naranja. Con esta votación se consuman las pretensiones del portavoz municipal de Cs, Salva Montesinos, de que se incluyera en el punto del orden del día de la junta de ayer este asunto.

Un cese que, como ya adelantó ayer miércoles Levante-EMV, ha generado un enfrentamiento entre los máximos representantes del partido, que acabará en la comisión de garantías de Cs a petición del coordinador local, quien considera vulnerados sus derechos como afiliado y como representante de Ciudadanos en un órgano colegiado.

El motivo esgrimidos para apartar a Martínez de la SAG es la «falta de comunicación interna», tal y como se recoge en el documento que el coordinador llevará a Garantías. Argumentos que califica de falsos, tildando la decisión de su cese de unilateral.

Pese a las acusaciones realizadas por Martínez ente las que destaca la comisión de un posible delito de cohecho por parte del portavoz municipal de Cs en connivencia de un concejal de Esquerra Unida, Montesinos no ha querido hacer declaraciones al respecto, aunque ha avanzado a este diario que «está muy tranquilo. Yo me he presentado para trabajar por mi pueblo y en eso estoy, trabajando por mis vecinas y vecinos, y lo seguiré haciendo durante estos dos próximos años que quedan de legislatura».

El concejal responsable de la SAG, Roberto Rovira tampoco ha querido pronunciarse sobre el fondo del asunto pese a que Martínez también le señala en su escrito. Tan solo mostraba su satisfacción por como se había desarrollado todo, «Nos alegramos de que se haya llevado el asunto a la Junta General de la SAG, teniendo así todos los grupos representación en el Consejo de Administración. Ahora toca seguir trabajando por el futuro de la empresa municipal y esperamos tener de nuevo un buen clima de trabajo en el Consejo de Administración como antes, desde el consenso y la participación», añadía a este diario.

Compartir el artículo

stats