Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Ha valido la pena recorrer 1.572 kilómetros junto a mi perra Dax"

La profesora belga y su mascota fueron recibidas en SOS Animales Sagunt con una pancarta conmemorativa de su viaje de 83 días a pie

La profesora y su perra, junto a miembros de SOS Animales que la recibieron. | DANI TORTAJADA

La profesora y su perra, junto a miembros de SOS Animales que la recibieron. | DANI TORTAJADA

Con una pancarta que les daba la bienvenida en los idiomas de los países por los que ha recorrido 1.572 kilómetros a pie con fines solidarios. Así fueron recibidas ayer la profesora de 60 años, Annie Timmermans y su perra Dax en la protectora SOS Animales Sagunt, en Estivella; su último destino después de partir hace semanas desde Bélgica.

Exhausta pero muy contenta Annie ha narrado su gran experiencia, de la que ha destacado «la solidaridad y el cariño que hemos recibido por parte de muchas personas. La gente nos ha dado más de lo que necesitábamos», decía en declaraciones a Levante-EMV. De sus 83 días de viaje, se queda «con los momentos de tranquilidad y el contacto con la naturaleza, los paisajes...» como el del bajo Aragón, un lugar del que ha quedado maravillada y se ha comprometido a promocionar en su país, Bélgica.

Sin embargo, todo no ha sido idílico. Annie reconocía que ha pasado malos momentos y situaciones complicadas, concretamente cinco, en las que ha sufrido ansiedad y tristeza. Un estado emocional motivado por causas diversas, como errores de localización en su aplicación, reservas que no estaban hechas o personas que habían quedado en ir a recogerlas y no aparecían. Aún así, apunta que «para todo hubo solución», decía.

En estas situaciones fue de gran apoyo su compañera, su perra Dax, «que me buscaba una zona de sombra para descansar cuando me veía agotada o un lugar para sentarme y coger fuerzas. Una vez recuperadas, me animaba a continuar. Dax me ha ayudado mucho en este recorrido», añadía. Por eso, anima a adoptar a este tipo de animales, «porque un perro da vida y calor en una casa, pero la adopción debe ser un compromiso para siempre», quiso recalcar.

Precisamente, el amor por los animales es lo que le ha llevado a realizar esta gesta, que tenía como objetivo recaudar fondos para ayudar a dos entidades sin ánimo de lucro relacionadas con animales: Het Equizorgbos y la protectora saguntina SOS Animales Sagunt. La primera es una entidad altruista belga que trabaja con caballos como herramienta terapéutica para ayudar a jóvenes y niños con autismo, TDAH o Alta Sensibilidad. En el caso de SOS Animales, se trata de una asociación sin ánimo de lucro que lleva 10 años rescatando perros abandonados y maltratados para darles una nueva oportunidad de vivir dignamente.

Un largo viaje desde Bélgica para el que Annie y su perra llevaban preparándose desde hacía dos años, según contaba. Aún a´si, no fue hasta el pasado 9 de marzo de 2020 cuando decidió hacerlo público en su propia fiesta de cumpleaños, en la que reunió a sus familiares y amigos para darles la noticia. Fue en ese momento cuando en realidad asegura que comenzó su andadura. «Empecé a probarme, primero con pequeños paseos , luego más largos, hasta que un día decidí ir a visitar a mi hijo a 25 kilómetros de mi casa. El segundo gran recorrido fue de 40 kilómetros y a partir de ahí, todos los días salía andar e incluso me apunté en un grupo que salía los fines de semana».

Luego llegaron los preparativos del viaje. «Lo primero que compré fue una tienda de campaña ligera y hasta dormí una noche en ella para sentir la experiencia», explicaba.

Empatía

Esta pareja inseparable ha cruzado tres fronteras hasta llegar a España, ha dormido en tienda de campaña, albergues, en condiciones complicadas; un duro camino en el que la solidaridad y la empatía de la gente que han ido encontrado en su recorrido han supuesto un gran empuje para continuar.

Cuando a la recién llegada le preguntaron los voluntarios de SOS Animales Sagunto si repetiría experiencia, se hizo el silencio. «De momento, es muy pronto para contestar», decía agotada, aunque no descartaba iniciar otra aventura similar, ya que «ha valido la pena recorrer 1.572 km junto a mi perra Dax».

Esta hazaña se ha seguido a través de las redes sociales y su página www.odysseydaxannie.com, desde donde también se pueden hacer donaciones a los dos proyectos solidarios propuestos por Annie: el de la protectora valenciana y Het Equizorgbos, en Bélgica.

Compartir el artículo

stats