La firma Symula ha sido galardonada con el primer premio de la IX edición del certamen de emprendimiento «Ponemos la Primera Piedra», impulsado por la fábrica de Lafarge en Sagunt.

El concurso ha reconocido a la empresa, asentada en Sagunt, su idea de negocio basada en facilitar el acceso a la simulación de la dinámica de fluidos computacional (CFD). Se trata de una herramienta para simular el comportamiento térmico y aerodinámico de cualquier fluido empleado en ingeniería de alto nivel para optimizar las prestaciones de equipos, edificios o vehículos. Con ello, por ejemplo, se puede analizar la mejora de la eficiencia energética de edificios, mejorar las prestaciones térmicas de un dron para reducir las temperaturas de sus componentes o los sistema de refrigeración de equipos.

Symula permite la integración de capacidades de cálculo térmico y diseño aerodinámico, mediante un modelo de trabajo colaborativo, y el desarrollo y distribución de herramientas de simulación. La marca facilita su uso y elimina los altos costes de licencias y capacidad computacional, permitiendo el uso de software libre a través de una metodología propia, y favoreciendo su integración en flujos de trabajo ya establecidos mediante servicios de ingeniería y formación.

El objetivo a largo plazo del emprendedor, David Bujeda, es el desarrollo de una interfaz de trabajo propia para la integración del software en la nube y posterior desarrollo de una plataforma que facilite tanto el uso de esta tecnología, como las relaciones de colaboración profesional entre expertos y empresas.

Su aplicación se dirige a la ingeniería en los sectores industriales aeroespacial, automoción, electrónica, maquinaria industrial, energía o la industria de arquitectura, ingeniería y construcción (AEC).

Productos sostenibles

Por otra parte, el fabricante de productos sostenibles para la construcción, Terraversa, ha sido reconocido con el segundo premio. Con sede en Almassora (Castelló), la firma está especializada en la producción de Bloques de Tierra Comprimida (BTC), un producto innovador para la construcción ecológica, regulado en España desde 2008.

Se trata de un producto cien por cien natural, energéticamente eficiente que crea edificios que ‘respiran’ y urbanizaciones sostenibles. Tanto en el proceso de producción como ciclo de vida del producto, Terraversa es respetuosa con el medio ambiente.

El objetivo de la firma a cinco años se dirige a aumentar la variedad de módulos de bloques disponibles y ramificar a otros productos de construcción basados en tierra, como morteros a base de tierra natural, tapial y hormigón de arcilla.

La idea parte de los emprendedores Daniel Michael Knight e Iván Puerta Montiel. La semilla de negocio fue germinada en India, donde establecieron una pequeña planta de fabricación, mientras trabajaban para la Fundación Vicente Ferrer. El objetivo del ‘Proyecto India BTC’ era fabricar Bloques de Tierra Comprimida (BTC) para su uso en edificios construidos por la Fundación, incorporando así tecnologías sostenibles.

Los premios han sido entregados esta mañana por el director de la fábrica de Lafarge en Sagunt, José Luis Coleto, y Darío Moreno, alcalde de Sagunt, en presencia del jurado, compuesto por la Universitat de València (UV), la Universidad Jaume I (UJI), el Centro Europeo de Empresas Innovadoras de Valencia (CEEI Valencia), ESIC Business and Marketing School, la zona de Valencia y Castellón del Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas, la Asociación de Empresarios del Camp de Morvedre (ASECAM) y el Ayuntamiento de Sagunt.