Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Morvedre pierde en el último año más de un kilómetro cuadrado de tierra de cultivo

La comarca cerró el pasado ejercicio con 84,1 kilómetros cuadrados dedicados a la agricultura, después de perder cerca de 2,2 de campos de destinados a producir mandarinas de diversas clases

Imagen de archivo de un
campo de cítricos en
Sagunt. Daniel Tortajada

Imagen de archivo de un campo de cítricos en Sagunt. Daniel Tortajada

Las superficies de cultivo en el Camp de Morvedre siguen en retroceso. Así se desprende de la información publicada por la Conselleria d’Agricultura, que estima que las tierras de labranza en la comarca al cierre de 2020 no llegaban a los 84,1 kilómetros cuadrados, cuando el anterior ejercicio superaba los 85,2, es decir, 1,1 millones de metros cuadrados más. Aunque el organismo autonómico precisa que esta estadística no tiene carácter oficial al basarse en sus propios cálculos, su principal valor se centra en la comparativa anual, que refleja un paulatino descenso de los terrenos de cultivo durante la última década, más concretamente desde 2009.

Esta pérdida de superficie dedicada a la agricultura se concentra en Sagunt, con más de 1,1 kilómetros cuadrados, y en los cítricos, más concretamente las mandarinas, con un retroceso de más de 2,2 kilómetros cuadrados. Pero este descenso no es uniforme en toda la comarca, donde hay municipios en los que aumentaron los terrenos de cultivo. Éste es el caso tanto de Albalat dels Tarongers como de los cinco municipios de la Baronia, según siempre las estimaciones de la Conselleria d’Agricultura al cierre de 2020.

Por grupos y además de los mencionados cítricos, tanto las hortalizas como especialmente el resto de frutas se incrementaron durante el pasado ejercicio. Sobre este último, el principal salto con respecto a 2019 lo protagonizan los aguacates, que han pasado de ocupar 154.000 metros cuadrados a 252.000. También resulta llamativo el descenso de la superficie ocupada por los algarrobos, de 612.000 metros cuadrados a poco más de 600.000, así como de las flores y otras plantas ornamentales, de las que había cerca de 210.000 metros cuadrados y apenas quedan 100.000.

Trabajadores y parados

Este descenso generalizado no tiene afortunadamente una correlación exacta con la destrucción de empleo. Y es que, según las afiliaciones a la Seguridad Social, el régimen agrario cerró 2020 en el Camp de Morvedre con 843 trabajadores, una treintena menos con un año antes. Este número sí que encoge drásticamente según los últimos datos del Ministerio de la Seguridad Social, que señalan que el número de empleados por cuenta ajena de este sector se sitúa en los 571.

También en las cifras del desempleo se reduce el impacto de la destrucción de puestos de trabajo en la comarca, ya que los parados que venían de este sector al cierre de 2019 eran 174, mientras que un año después no superaban los 195. Hoy en día, las personas en busca de empleo procedentes de este sector suben ligeramente de los 200 en el Camp de Morvedre, según las cifras del Servici Valencià d’Ocupació i Formació.

Compartir el artículo

stats