Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La pandemia dispara los censos en la Baronia

El aumento es casi inapreciable en Alfara y Segart

Vistas de Albalat dels Tarongers. | DANI TORTAJADA

La pandemia ha generado un aumento considerable en los censos de la Mancomunitat de la Baronia en este último año. El incremento más destacado ha sido el experimentado por Albalat dels Tarongers, que ha visto cómo su padrón ha crecido en casi un 18% en algo más de 12 meses.

La búsqueda de zonas menos habitadas, en plena naturaleza, donde se hiciera más llevadera la pandemia y pudiera disminuir el riesgo de contagio ha llevado a muchas familias a convertir su segunda residencia en primera y a empadronarse en Albalat para vivir todo el año. Esta tendencia se ha notado principalmente en las urbanizaciones de montaña, aunque también ha habido bastantes casos en el pueblo, comentaba la alcaldesa Maite Pérez.

El aumento del censo en Albalat se cifra en 213 personas desde que se decretara la pandemia. Esta localidad ha pasado de 1.208 habitantes a 1.421, según datos extraídos del Instituto nacional de estadística INE.

Este incremento también ha generado un aumento de la demanda de escolarización, que se dejará sentir en el curso que viene.

Pero lo sucedido en Albalat no es un caso aislado, ya que los censos han crecido en tiempos de Covid en casi todos los pueblos de la Baronia, a excepción de Alfara de la Baronia y Segart donde la subida es anecdótica.

Los padrones han subido una media de un 7,6% en esta mancomunitat de El Camp de Morvedre.

Otro de los municipios que nota un aumento llamativo es Torres Torres, cuyo censo crece un 11,3 %. El pueblo anota 76 vecinos nuevos en este último año, de los que 64 son propietarios de segundas residencias que han decidido trasladar a estas su vivienda habitual. El resto han adquirido o alquilado inmuebles, tal y como ha avanzado la presidenta de la corporación, Amparo Bolós.

Tras Torres Torres está Algímia d’Alfara cuyo padrón pasa de 1.053 vecinos a 1.170, un incremento del 11,1 %, que supone 117 altas nuevas.

Pese a que Gilet cuenta con 200 nuevos empadronados, la mayoría en busca de una mejor calidad de vida alejados de la capital, el crecimiento en el censo está por debajo de la media de la comarca, situándose en un 5,1 %. En la actualidad, Gilet se erige como el municipio con mayor población de la Baronia, con 3.540 habitantes. Según explicaba el alcalde, Salva Costa, «se ha notado ese incremento , pero no solo en las urbanizaciones, también en el pueblo».

Entre los municipios que menos han crecido a nivel poblacional en esta subcomarca durante la pandemia se encuentran Algar del Palancia y Petrés. El primero aumenta su censo en un 3% al igual que el segundo, que anota 30 nuevas altas en su padrón. Un poco más animado ha estado el censo de Estivella, que pasa de 1.441 habitantes a 1.497, 56 nuevos vecinos, que supone un aumento de empadronados de un 3,8 %.

Pese a que algunos municipios han experimentado un incremento casi imperceptible como es el caso de Segart o Alfara de la Baronia, todos han tenido altas en su padrón que apuntan directamente a la pandemia como causa principal. La mayoría de los nuevos empadronados justificaba este cambio de emplazamiento en la búsqueda de lugares menos poblados o zonas de montaña donde la incidencia de la Covid pudiera ser menor.

Compartir el artículo

stats