Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La negativa a absorber el Consell Agrari amenaza con costar 700.00 euros

El alcalde, Darío Moreno, carga contra sus socios de Compromís, tras aliarse con IP y PP para tumbar por segunda vez la integración del organismo autónomo en la estructura del ayuntamiento

Momento previo al pleno ordinario de junio que tuvo lugar ayer. | DANIEL TORTAJADA

Momento previo al pleno ordinario de junio que tuvo lugar ayer. | DANIEL TORTAJADA

El Consell Agrari de Sagunt conservará su carácter autónomo, pese al gasto entre «700.000 y 800.000 euros» que supondrá la regularización de su estructura, según insistió ayer el alcalde, Darío Moreno. Con EU y Cs convencidos de la propuesta desde el primer intento en marzo, el socialista fracasó en su objetivo de sumar a esta alianza a sus socios de gobierno de Compromís o a IP y PP desde la oposición, grupos a los que tildó de «irresponsables», después de que cada cual expusiera los motivos de su postura contraria.

Ana María Quesada. | DANIEL TORTAJADA

El alcalde abrió y cerró el debate en sendas intervenciones en las que reconoció la falta de los informes económicos del primer expediente que se llevó al pleno; repasó la «situación problemática» que arrastra el organismo agrario, que le hace depender «de la buena voluntad» de los funcionarios y del apoyo «irregular» de otros departamentos municipales para prestar los servicios; al tiempo que advirtió de que este funcionamiento «es insostenible».

Se recupera la traducción a la lengua de signos | DANIEL TORTAJADA

Sobre este último aspecto, Moreno confesó que «he tenido que dar órdenes expresas al área de informática tras su negativa a colaborar con el Consell Agrari» y «un administrativo ha estado firmando contratos y cuentas más allá de su responsabilidad. Este trabajador se jubiló -prosiguió el alcalde- y, evidentemente, no hemos encontrado a nadie que quiera asumir esta responsabilidad con un puesto y un sueldo por debajo de sus competencias».

Así, su propuesta «en positivo, que solo busca mejorar el servicio y reducir las ineficiencias» se encontró con «la triste realidad de los extremos políticos, que no dan respuesta a la ciudadanía y pretenden mantener la situación del Consell Agrari hasta que reviente y no se pueda cumplir con servicios como el arreglo de caminos o cualquier otra contratación».

El primero en darle réplica fue el portavoz del PP, Sergio Muniesa, quien destacó la falta de «objetivización» sobre las mejoras que implicaría la integración del organismo agrario en la estructura municipal. «El Consell Agrari ha funcionado bien durante años y es la forma de dar voz a los agricultores», añadió el popular, quien puso en duda algunos de los gastos incorporados al coste de la regularización del organismo. Además, propuso adoptar fórmulas como en el consorcio de residuos, en el que funcionarios de la diputación prestan los servicios más específicos.

Sin disolución a cualquier precio

La principal duda en el pleno de ayer era la postura de IP, cuyo portavoz, Manuel González, reconoció la voluntad de su formación para «disolver» el Consell Agrari, pero no «a cualquier precio y con un cheque en blanco» para el gobierno local, especialmente por mantener la vigilancia rural, que «no es competencia municipal».

Y, por último, Pepe Gil desde Compromís reiteró su postura contraria, pese a que «nunca hemos dudado del servicio que se presta» en el organismo autónomo. El nacionalista señaló que «algunos de los gastos para la regularización del Consell Agrari están ya presupuestados», algo que explica que el pasado año se acumulara un remanente de tesorería próximo a los 400.000 euros.

El nacionalista también puso en duda que el coste de la absorción del organismo autónomo por parte del ayuntamiento se limitara a 80.000 euros, como antes había asegurado el alcalde, al tiempo que descartó el argumento de Moreno sobre la conveniencia de la integración para un organismo que se nutre exclusivamente de fondos municipales, cuando «eso mismo ocurre en la SAG y no se plantea su absorción por el ayuntamiento».

Tras escuchar estos argumentos, el alcalde reconoció «entender todavía menos» la negativa, defendió que se habían dado todas las explicaciones para justificar la integración como la mejor fórmula de reflotar al Consell Agrari y anunció la intención del interventor accidental del organismo de renunciar al cargo «a partir de mañana», por hoy. «Que la postura de cada uno quede en la conciencia de todos», concluyó.

El Ayuntamiento de Sagunt recuperó ayer el servicio de traducción simultánea a la lengua de signos de la sesión ordinaria del pleno de ayer. La intención era retomar este servicio en la sesión de mayo, pero finalmente fue ayer de la mano de la Federación de Personas Sordas.

Mejoras en el Grau Vell y otras zonas con el paro agrario

El Consell Agrari de Sagunt dio esta semana la bienvenida a las 58 personas que conformarán este verano los grupos de limpieza y mejora de caminos rurales y agrícolas a partir de la subvención de 240.000 euros del Servicio Público de Empleo Estatal. Desde mañana jueves y hasta el 23 de septiembre, estas cuadrillas se moverán por el Marjal de Almardà, los caminos Roca Cull, Mangraners, Tres Eres, Montíber, La Torreta, Dels Gossos, la Victoria, la Rel y el camino de Sagunt a les Valls, además del espacio de huertos urbanos. Antes, los primeros trabajos se desarrollarán en el acceso al Grau Vell, debido a la gran cantidad de peticiones que se han recibido, según fuentes municipales.

La presidenta del Consell Agrari, Ana María Quesada, dio la bienvenida «por partida doble» a las 58 personas, «por venir a trabajar al ayuntamiento y al Consell Agrari, pero también porque hay mucha gente que está esperando sus trabajos de desbroce de caminos, más ahora en verano».

Compartir el artículo

stats