Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Otro freno para iniciar la obra de La Nau

Iniciativa Porteña denuncia la cadena de retrasos y el edil de Patrimonio (EU) reclama más celeridad a la Conselleria

24

Vista reciente del interior de la Nau, con vestuario y otros materiales almacenados.

El resurgir de La Nau como espacio escénico sigue esperando en Sagunt. Más de un año y medio después de que la Conselleria adjudicara los trabajos para reacondicionar el espacio, esta ambiciosa intervención ni siquiera ha comenzado, por mucho que las últimas perspectivas oficiales pasaban por empezarla este mismo verano.

Esas esperanzas han vuelto a truncarse pues la Conselleria de Cultura sigue sin cerrar la contratación del director facultativo de las obras. Se trata de un trámite que el departamento autonómico aseguraba ayer a Levante-EMV «estar ultimando», pero sin llegar a precisar cuándo se prevé culminar, ni la fecha en que se espera comenzar al fin esa actuación que en noviembre de 2019 se valoró en 1.437.000 euros y se adjudicó a la empresa Binaria Compañía General de Construcciones, S.L..

Desde aquel lejano 2019, los obstáculos administrativos se han ido sucediendo pues después de que el ayuntamiento diera luz verde a la licencia de obras y actividad, hubo que esperar muchos meses a obtener la autorización del Servicio de Espectáculos Públicos, dependiente de la Conselleria de Justicia y Administraciones Públicas, que es el organismo que tiene la última palabra en los edificios con un aforo mayor de 500 personas.

Desde Iniciativa Porteña (IP) se ha criticado esa cadena de retrasos y este nuevo freno a una intervención que persigue acondicionar el espacio como un contenedor multifuncional capaz de albergar todo tipo de eventos culturales y sociales, además de adecuarlo a la actual normativa contraincendios y subsanar un problema de filtraciones de agua. Como apuntaba el edil de IP Juan Guillén, «hay que tener en cuenta que la adecuación de la Nave de Talleres debía haber estado finalizada a finales de 2020, pero los despropósitos se han sucedido uno tras otro», decía. «El problema ahora parece estar en que la Conselleria no contrató la Dirección Facultativa cuando licitó las obras en noviembre de 2019, requisito indispensable y cuya falta recurrió el Colegio de Arquitectos de Valencia. Olvido por cierto que no entendemos que se produzca en una Administración habituada a este tipo de contrataciones. Pero lo peor es que todavía no hay fecha para el inicio de los trabajos, ni por supuesto para su finalización», apuntaba Guillén.

«Cuestión de la conselleria»

El edil de Patrimonio Histórico e Industrial, Guillermo Sampedro (EU), coincidió en pedir celeridad a la Conselleria de Cultura, pero sí puntualizó que es esta última la responsable de la obra. «Debe quedar claro que aquí el ayuntamiento sí hizo los deberes y no tiene nada que ver en el retraso», decía lamentando que Iniciativa Porteña «aproveche esta circunstancia para criticarnos a nosotros o hablar de descoordinación, cuando no ha sido así. Si la obra no ha empezado antes es por cuestiones de la Conselleria, en un edificio que también es de su titularidad», puntualizaba. Junto a ello, rechazó que IP cuestione la «voluntad política» por poner en valor el patrimonio del Port y recalcó el trabajo municipal para acabar el museo industrial, trasladar el archivo y reformar el Casino.

Compartir el artículo

stats