La Conselleria de Sanidad Universal notificó ayer un nuevo brote de coronavirus de origen social que ha afectado a 23 personas en Sagunt.

Se trata del mayor brote que se comunicó ayer pues, junto a él, las autoridades sanitarias contabilizaron dos nuevos focos en la ciudad València, ambos de origen social, con 13 y 10 casos, respectivamente. El resto de brotes se contabilizaron en Picassent, 11 casos, y con otro origen; Chiva: 11 casos y origen social, y Silla, también 11 casos y origen social.

Por otro lado, el gobierno valenciano ha pedido el aval judicial del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) para imponer el toque de queda en 45 municipios más de la Comunitat Valenciana, lo que supondría implantar la medida en 77 localidades. Entre las candidatas a imponer esta medida está la capital comarcal, que arrastra 394 casos positivos confirmados con PCR en los últimos 14 días, según los últimos datos hechos públicos por la Conselleria de Sanitat, y una incidencia acumulada de 586,55 casos por cada 100.000 habitantes.

De este modo, de contar con el visto bueno del TSJCV, la ciudadanía de Sagunt vería limitada su movilidad entre la 1.00 y las 6.00 horas de la madrugada desde el próximo lunes 26 de julio, si bien es una decisión pendiente aún de confirmar.