Sagunt volverá a tener toque de queda a partir del próximo lunes 26 de julio. El Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) ha avalado la ampliación del toque de queda a 77 municipios de la autonomía, como había solicitado la Generalitat con la finalidad de frenar el avance de la covid-19.

Los municipios en la provincia de Valencia que junto a Sagunt entran dentro de la propuesta de implantar un toque de queda son Albal, Alboraya, Alcàsser, Aldaia, Alfafar, Alginet, Almussafes, Benaguasil, Benetússer, Benifaió, Bétera, Buñol, Burjassot, Canals, Chiva, Foios, Gandia, Godella, L'Eliana, L'Olleria, Manises, Massamagrell, Massanassa, Meliana, Mislata, Museros, Oliva, Paiporta, Paterna, Picassent, la Pobla de Farnals, la Pobla de Vallbona, Puçol, El Puig, Rafelbunyol, Requena, Riba-roja de Túria, Rocafort, Silla, Sueca, Tavernes de la Valldigna, Turís, Utiel, València, Vilamarxant, Xeraco y Xirivella.

A esto se le suman municipios tan cercanos a Sagunt como Almenara y otros de la provincia de Castellón como Alcalà de Xivert, Benicasim, Burriana, Borriol, Onda, Oropesa del Mar, Peñíscola, Torreblanca, Vila-real y Vinaròs.

Por otro lado, Sagunt registró ayer un brote social con 23 infectados según los últimos datos confirmados por la Conselleria de Sanitat Universal, que también informó de ocho brotes extendidos por tpda la Comunitat y que registran más de diez casos asociados cada uno.