Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los vecinos de Churruca siguen sin solución para su depósito en ruinas

El malestar en el barrio crece al progresar el expediente de Urbanismo que les exige que asuman su rehabilitación o la demolición

Antiguo depósito de agua de Churruca. | TORTAJADA

Antiguo depósito de agua de Churruca. | TORTAJADA

Los vecinos del barrio de Churruca del Port de Sagunt continúan sin solución para el deteriorado depósito de agua en ruina. Pese a la voluntad manifiesta del equipo de gobierno en el pleno de marzo de intentar hacerse con su propiedad y recuperarlo, dado el «valor patrimonial» que entraña por su vinculación con el pasado histórico industrial de esta zona, el expediente abierto desde el departamento de Urbanismo apunta en dirección contraria.

Según ha denunciado Iniciativa Porteña, en la última comisión de Urbanismo se les informó del requerimiento realizado a los vecinos para que fueran ellos los que lo arreglaran o demolieran y en caso de que éste no fuera atendido , «el departamento de disciplina urbanística intervendría de manera subsidiaria para derribar la infraestructura y los vecinos lo pagarían de manera prorrateada», explicaron en la comisión a la pregunta sobre este expediente realizada por los segregacionistas, tal y como estos recogen en un comunicado.

En este sentido, el pasado mes de febrero, los vecinos recibieron una notificación que iba acompañada de un estudio en el que se indicaba que las obras de restauración del depósito estaban valoradas en 195.000 euros, por lo que aconsejaban una demolición cuya ejecución estaría en torno a los 100.000 euros, añadía IP.

Esta situación no ha hecho más que aumentar el malestar de los vecinos, al ver que por ahora, la opción de que el consistorio se haga cargo de la actuación en el depósito se disipa, ya que no han recibido otras noticias más que las que les requieren que sean ellos los que reparen o derrumben y paguen.

Sin embargo, el concejal de Esquerra Unida, Guillermo Sampedro, aseguraba a Levante-EMV que «desde el gobierno se están buscando fórmulas y mecanismos para que finalmente sea el ayuntamiento el que adquiera la propiedad de la infraestructura y entonces proceder a su rehabilitación. Pero mientras tantos, el procedimiento sigue, no hemos hecho otra cosa que cumplir con la normativa», afirmaba.

Precisamente, desde IP lamentaban la respuesta de urbanismo y criticaban que en cuatro meses no se haya tenido tiempo para paralizar este expediente tal y como anunció el alcalde, Darío Moreno en aquella sesión, donde también dio a conocer el encargo de «otro estudio con una perspectiva más amplia que la meramente estructural, intentando datar la vinculación del depósito con el pasado histórico industrial del Congo, añadiendo que el depósito tenía un valor patrimonial», con el que justificaría su adquisición, recordaban desde IP.

Por su parte, el concejal de Urbanismo, Quico Fernández, explicaba a este diario que su «departamento ha hecho lo que tenía que hacer, continuar con la tramitación del expediente. Mientras el depósito sea una propiedad privada, nosotros no podemos hacer otra cosas que actuar conforme a la ley, que es exigir su reparación o su derribo, y si esta no se acomete, tendrá que hacerlo el ayuntamiento de manera subsidiaria, porque nuestra obligación es velar por la seguridad de las personas y en este caso, además del bien». Respecto a la adquisición del depósito por parte de la administración local, «no es competencia de Urbanismo».

A este respecto, desde IP ven «inevitable que intervenga el ayuntamiento, al ser la solución más económica ante el incumplimiento del alcalde y de los concejales de Patrimonio industrial, antes Rovira y ahora Sampedro que nos han abocado a un callejón sin salida. El trabajo para salvar la situación ha sido nulo o inexistente», terminaban declarando los segregacionistas.

Compartir el artículo

stats