Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Insólitos huevos de caracol en la playa de Port

Un experto confirma a Levante-EMV cómo es esta especie que sorprendió a los bañistas

‘Manto’ que apareció ayer junto a la orilla. | M.A.P.

‘Manto’ que apareció ayer junto a la orilla. | M.A.P.

Una imagen insólita sorprendió ayer de buena mañana a los bañistas de la playa del Port de Sagunt, en concreto, el tramo más al sur, pegado al Pantalán.

Un manto de huevos de caracol aparece en la playa de Port | M.A.P.

Un manto amarillento aparecía en la arena de la playa de Port de Sagunt. En concreto, en el tramo más al sur, pegado al Pantalán.

Aunque algunos pensaron que era una especie de Alga marina, un experto consultado por Levante-EMV ha confirmó a este rotativo que se trata de una puesta masiva de huevos del gasterópodo ‘Hexaplex trunculus’, un caracol endémico del mar Mediterráneo, tal y como ha avanzado a este diario el director del Museo de Historia Natural de Valencia y especialista en moluscos, Alberto Martínez Ortí.

Esta especie de murícido se reproduce segregando unas características masas, que parecen esponjas de mar, formadas por cápsulas donde se encuentran los huevos de los que saldrán los nuevos gasterópodos.

Aunque en Sagunt no es muy habitual este fenómeno, sí que lo es en otros lugares del Mediterráneo y viene provocado por varias circunstancias, explicaba Martínez. Primero ha de producirse una explosión de la reproducción, la puesta y tras ésta, un proceso de importantes corrientes marinas que son las que terminan arrastrando los huevos de los murícidos hasta la orilla quedando varados en la arena.

El paso de los días, según apunta Martínez Ortí, acaba desecando esta materia orgánica. Por ello, afirma que en caso de no retirarse de la orilla, puede producir malos olores tras un proceso de putrefacción; de ahí que aconseje su retirada de la playa para evitarlos.

Usado para fabricar colorante

En la antigüedad, estas caracolas eran utilizadas para fabricar la púrpura, un tinte que se obtenía de las sustancias que segregan estos moluscos una vez fuera del agua. Tanto es así que los romanos los cultivaban para sacar de ellos este potente colorante.

Aunque pueden aparentar ser algas o esponjas, un experto aseguró ayer a Levante-EMV que la imagen vista ayer en el Port de Sagunt responde a huevos de ‘Hexaplex trunculus’.

Compartir el artículo

stats