Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ganas de fiesta en el Port

El calor frena el lleno del recinto taurino

Primera tarde de toros y vacas en el Port. | ROBERTO MARTÍNEZ

Primera tarde de toros y vacas en el Port. | ROBERTO MARTÍNEZ

Con diez vacas y un toro de la ganadería Hermanos Ponce Meliá arrancó ayer la quincena taurina en el Port de Sagunt, organizada por la Federación de Peñas en colaboración con la concejalía de Fiestas.

Pese a las cerca de 1.500 entradas disponibles para disfrutar de los exhibiciones, las primeras horas de la tarde no completaron el aforo, una situación que se justificaba en «las altas temperaturas» que se registraron en el recinto, según el presidente de las peñas, Manel Rubio. Pese a esta circunstancia, el espectáculo taurino se inició con cerca de 1.200 personas, una cifra que satisfacía al presidente quien destacó el comportamiento de los asistentes tildándolo de «espectacular. La entrada a la plaza ha sido más que ordenada, cumpliendo con las normas de seguridad y sanitarias. No hemos tenido que llamar la atención a nadie y luego, en el recinto, lo mismo», afirma Rubio.

Tras la actuación de los astados de Ponce Meliá, le tocó el turno a los de Germán Vidal, que llevó hasta el Port de Sagunt, seis vacas y dos toros, que fueron embolados en el pase nocturno, de 22.30 horas a 0.15 horas.

Las ganas de fiesta son indiscutibles en el Port como se demostró en el espectáculo del Día del Mayor al que asistieron 450 personas de las 500 posibles. Un tributo a Manolo Escobar y Nino Bravo de la mano de Luis Muñoz que arrancó tres minutos de aplausos.

Otro de los ejemplos es el cartel de «no hay entradas» que se ha tenido que colgar para el espectáculo Hijo de la luna, tributo a Mecano, previsto para mañana sábado, «se agotaron en dos horas», revela el presidente, y lo mismo ha sucedido con el evento infantil Frozen del domingo.

Compartir el artículo

stats