Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Luz para los ninots tras 18 meses resguardados "con esfuerzo" en Sagunt

La empresa familiar Pérez Plumed ha preservado gratis 12 fallas en una nave alquilada

Un remate preparado ya para ser transportado. | LEVANTE-EMV

El traslado de los monumentos falleros empezó ayer a poner fin a 18 meses de ninots embalados en las naves cedidas de forma gratuita por la empresa saguntina Pérez Plumed y el Ayuntamiento de Canet d’ en Berenguer.

«Para nosotros ha sido un esfuerzo», admitía a Levante-EMV desde esta firma familiar Cristina Plumed, la actual presidenta de la asociación comarcal de empresarios, tras reconocer que la compañía ha asumido tanto el pago del alquiler como de un seguro especial, «pues teníamos una preocupación máxima porque todo estuviera bien. De hecho, hacíamos visitas periódicas para supervisar las 12 fallas, pues aunque una se la llevaron, nos vino otra», decía.

Junto a ello, admitía que en marzo de 2020 nunca pensó que tendrían que pasar 18 meses para volver a ver fallas en la calle, pero apuntaba: «Adoptamos ese compromiso y lo hemos asumido con todas sus consecuencias. Ha sido un poco más de tiempo del que pensábamos pero lo importante es que todas están bien», decía esta exfallera mayor de la comarca que lleva la fiesta en las venas.

Regreso a la calle

Los primeros ninots volvieron ayer a las calles de Sagunt un año y medio después de que la pandemia obligase a anular las Fallas de 2020.

Aunque la plantà oficial tendrá lugar el próximo martes, 31 de agosto, ayer ya empezó el reparto de arena y el traslado de ninots desde las naves cedidas por la empresa Pérez Plumed y el Ayuntamiento de Canet d’en Berenguer tras el acuerdo alcanzado con el alcalde de Sagunt, Darío Moreno.

Los primeros traslados se produjeron desde la nave cedida por Canet, donde se guardaban las fallas de El Palleter, La Victòria y Baladre. Ayer por la tarde estaba previsto a empezar a vaciar el almacén cedido gratuitamente durante todo estos meses por la empresa Pérez Plumed, donde se guardaban 12 monumentos de los dos núcleos de Sagunt.

Los costes de todo ese transporte están valorados en algo más de 6.500 euros, como adelantó Levante-EMV; una cantidad que ha sido sufragada por la delegación municipal de Fiestas que dirige Asun Moll.

No obstante, a la hora de trasladar las piezas hasta los camiones, esta vez se han formado equipos de falleros procedentes de distintas comisiones para ayudar en las tareas e intentar evitar confusiones a la hora de repartir los ninots, si bien estos en su día fueron identificados para intentar evitar errores.

Las tareas previas a la plantà se prolongarán todo el fin de semana e incluso se podrá ver la grúa trabajando en algunos monumentos. De hecho, desde ayer por la tarde, las fallas podían cortar las calles al tráfico rodado hasta las 23.59 horas del 6 de septiembre.

Compartir el artículo

stats