La falla la Marina del Port de Sagunt es la última que ha sufrido las inclemencias del tiempo, pues hoy ha visto caer el brazo del ninot que remata la parte superior, una mujer sujetando con su mano un martillo de gran tamaño.

Ha ocurrido sobre las 9,40 horas, minutos antes de que pasara el jurado a valorar el monumento. El desprendimiento de la pieza no ha producido otro daño a la falla, simplemente ha caído y ha golpeado a una de las bases que conforman el monumento sin provocar ningún otro incidente.

Desde la comisión se achaca lo ocurrido al deterioro del material, pues se asegura que la madera está hinchada tras las intensas lluvias que se produjeron en Sagunt hace escasos días, lo que se suma al hecho de que el monumento lleva un año y medio guardado lo que ha incitado al envejecimiento del material de forma más rápida.

Respecto a si este percance puede ocasionar consecuencias en los premios, la presidenta de la comisión opina que "el jurado tiene que ser jurado, por tanto, tendrá que valorar lo que es la falla, si ha llovido o no ha llovido, eso es otra cosa", decía a Levante-EMV la presidenta de la comisión, Eva Cayuela. De hecho, pese a este contratiempo, recalcalba:"El premio ya es lo de menos. Lo fundamental es que lleguemos a quemar y que la tengamos ahí en la plaza aguantando todo lo que pueda".