El Fertiberia sumó su segunda victoria de pretemporada (29-32) y devolvió así la victoria a domicilio que le había endosado el Eón Horneo Alicante en la semifinal de la Copa Comunitat Valenciana. Más allá de la victoria, Toni Malla reconoce que «estoy contento por el trabajo colectivo, por la lucha de los jugadores y porque ya se empieza a ver la sistemática de nuestro juego».

El técnico rojiblanco añade que «en defensa no estuvimos bien durante la primera mitad y, en la segunda, fuimos a rachas. Nos falta apretar más en determinadas situaciones», mientras que en ataque «metimos muchos goles, aunque pudieron ser más». Malla valora el rendimiento de los suyos «en un partido que no era fácil. Contento y a seguir trabajando».