Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sagunt reduce a la mitad su deuda comercial, pero paga fuera de plazo

La Mancomunitat de les Valls y los ayuntamientos de Segart y Albalat dels Tarongers también rebasan los 30 días fijados por la ley para el abono de las facturas a los proveedores

Fachada del Ayuntamiento de Sagunt. | DANIEL TORTAJADA

Fachada del Ayuntamiento de Sagunt. | DANIEL TORTAJADA

El Ministerio de Hacienda ha hecho público el periodo medio de pago a proveedores de los ayuntamientos y mancomunidades del Camp de Morvedre al cierre del primer semestre del año, que, en general, supone una mejoría con respecto al anterior trimestre, aunque todavía hay consistorios que no abonan sus facturas en el plazo legal de 30 días. Entre estos incumplidores vuelve a destacar Sagunt, donde esta demora se queda en algo más de una semana, cuando a finales de marzo eran casi dos.

Además de esta mejoría, otro aspecto positivo en el ayuntamiento de la capital comarcal es la drástica reducción de su deuda comercial, que empezó el año disparada con más de 6,7 millones de euros, tras el primer trimestre de 2021 se moderó hasta los 4,6 millones de euros y a 30 de junio bajó de los 2,2 millones de euros, según siempre la información recopilada por el Ministerio de Hacienda. En esta publicación también se recoge que, durante los seis primeros meses del presente ejercicio, el consistorio presidido por Darío Moreno abonó a sus proveedores cerca de 10,3 millones de euros.

Otro de los ayuntamientos que tampoco cumple a tiempo con sus facturas es el de Segart, que tarda una media de casi 44 días en hacer frente a sus obligaciones. En este caso, los importes pendientes apenas alcanzan los 850 euros, mientras que los pagos realizados durante este periodo de quedan en los 20.500 euros.

Y para completar el trío de consistorios morosos, en una información que no incluye a la Mancomunitat de la Baronia, Quart de les Valls y Algar de Palància, que no han remitido sus datos, es el de Albalat dels Tarongers, que abona sus facturas en un plazo medio de algo más de 31 días. En este ayuntamiento, las obligaciones pendientes al ecuador del ejercicio ascienden a algo más de 3.400 euros por los casi 167.000 euros abonados.

La última administración comarcal fuera de la ley a la hora de pagar sus facturas es la Mancomunitat de les Valls, que, además, es la que peor registros presenta al abonar el dinero adeudado a sus proveedores en un promedio superior a los 81 días. Esta demora resulta más llamativa si se compara con la de tres meses antes, cuando el organismo supramunicipal apenas tardaba un día en pagar por servicios y suministros.

En el otro lado de esta clasificación se encuentran Algímia d’Alfara y Torres Torres, que en menos de 24 horas hacen efectivas sus obligaciones. En este último ayuntamiento, la mejoría con respecto al primer trimestre es significativa, ya que, de pagar en más de 91 días, ahora lo hace concretamente en menos de 2 horas y media, según la información del Ministerio de Hacienda.

Menos de 10 días

Quartell (3,6 días), Alfara de la Baronia (5,7), Faura (5,8), Gilet (6,2) o Canet d’en Berenguer (9,1) son otros ayuntamientos con buenas ratios de pago, mientras que más en el límite del plazo marcado por la ley se encuentran Benavites (28,1) o Estivella (21 días).

Compartir el artículo

stats