Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Denuncian que la deuda del ayuntamiento de 4,5 millones «ahoga» a la SAG

El edil de Hacienda asegura que no es un problema de liquidez municipal y que «en breve» se solucionará

Reciente presentación de la nueva imagen de la SAG. | DANIEL TORTAJADA

Iniciativa Porteña, PP y Cs coincidieron ayer en denunciar la situación límite que «ahoga» a la empresa municipal de Sagunt, la SAG, debido a la deuda de 4,5 millones que arrastra el ayuntamiento en el pago de los servicios de limpieza de la vía pública, jardinería o recogida de basura, entre otros.

Los segregacionistas inciden en el «servilismo y silencio» del concejal de la SAG, Roberto Rovira, al tiempo que acusan al tripartito de llevar al «límite» a la empresa municipal de una manera «inaceptable» por su «ineficacia», en palabras de Manuel González. Esta situación se conoce en plena avalancha de quejas por la suciedad, los contenedores llenos y rotos, además de averías en la maquinaria. El portavoz de IP añade que «la SAG tiene prácticamente agotada su liquidez, lo que impide nuevas contrataciones para paliar las bajas laborales haciendo la situación insostenible».

Desde el PP, mientras, Sergio Muniesa considera «bochornoso» que se repita una situación que el pasado año ya provocó «cinco meses sin pagar una sola factura. Ahora, el gobierno que preside Darío Moreno vuelve a poner en riesgo la estabilidad financiera de su principal proveedor». El exalcalde insiste en que «causa sonrojo» que esta «reiterada dejadez» ponga «en riesgo» tanto «las nóminas de los trabajadores de la SAG como el pago a sus propios proveedores».

Muniesa recuerda que la principal fuente de financiación de la empresa municipal es el ayuntamiento, concretamente 14,1 de los 14,6 millones presupuestados para este año, e insinúa que detrás de estos impagos está «dar una mala imagen de la empresas para culpar a la dirección».

Por su parte, desde Cs hablan de la «grave descapitalización de la sociedad para atender sus gastos, que cuenta con los recursos justos para afrontar sus pagos corrientes». Injustificable, inaceptable o irresponsable son algunos de los calificativos de la formación naranja frente a esta situación, para cuya solución han apelado al alcalde porque «los trabajadores de la SAG y sus proveedores deben cobrar de forma puntual y sin demora y no pueden verse afectados por la falta de profesionalidad tanto del ayuntamiento como de la gerencia».

«Un proveedor más»

Desde el gobierno municipal, mientras, el concejal de Hacienda, Javier Raro, reconocía ayer a Levante-EMV que «no es un problema de liquidez» en las arcas del consistorio, sino de prelación en los pagos, ya que «la SAG es un proveedor más». En cualquier caso, el socialista señala que el retraso en el pago de estas facturas «se solucionará en breve» y, de hecho, confiesa que la semana pasada se dio el visto bueno desde la junta de gobierno al abono de cerca de 1,5 millones de euros de estos 4,5 millones que el Ayuntamiento de Sagunt adeuda a su empresa.

Compartir el artículo

stats