Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sagunt estima el blindaje contra los incendios forestales en 1,5 millones

Entre las medidas, la mayoría de ellas financiada con subvenciones de administraciones superiores, destacan el mantenimiento de la red viaria y la eliminación de cinco «puntos negros»

La montaña de Romeu es la masa forestal más próxima a un núcleo urbano en Sagunt. | DANIEL TORTAJADA

Casi un tercio del término municipal de Sagunt está ocupado por terrenos forestales, repartidos fundamentalmente entre las sierras Calderona y Espadán, así como la montaña de Romeu. Se trata concretamente de casi 42 kilómetros cuadrados, que el recientemente aprobado plan local de prevención de incendios pretende blindar con una serie de actuaciones durante los próximos 15 años cuya estimación presupuestaria no llega a los 1,5 millones de euros, según el documento al que ha tenido acceso Levante-EMV.

Estas medidas están divididas entre las que atienden a las causas, con casi una veintena valorada en 215.000 euros, y las que se centran en evitar la propagación, con 22 propuestas cuyo coste ascenderá a casi 1,3 millones. Entre las actuaciones que recoge este plan destaca el mantenimiento de la red viaria, donde se deberían invertir más de 600.000 euros. Concretamente hay 80 tramos con necesidad de mantenimiento y otros 19 que requieren mejoras que suman algo más de 153 kilómetros.

Otra de las medidas más costosas, por encima de los 200.000 euros, se centra en los tratamientos selvícolas sobre casi un kilómetro cuadrado de las áreas estratégicas de gestión, que sirven de apoyo en la extinción de incendios. Estos trabajos consisten en podas, clareos y desbroces selectivos. Los 150.000 euros para la creación de un grupo de 10 voluntarios forestales, con funciones de «vigilancia y disuasión» mediante la realización de rutas prefijadas con vehículos todo terreno que intensificarán su labor en julio y agosto, es otra de las inversiones prevista en este plan.

Sin tanto desembolso, pero igualmente importantes, resultan la apertura de casi 12 kilómetros de nuevas áreas cortafuegos, así como la eliminación de los cinco «puntos negros» en carreteras de Sagunt, donde «encontramos situaciones en las que el tránsito de los medios de extinción está comprometida, básicamente por cerramientos con cadenas, montículos de tierra, vegetación que invade el vial y estrechamientos».

Otro de los aspectos destacados de este documento, al que el pleno de Sagunt ya dio luz verde a las puertas del verano casi por unanimidad, después de que su primera redacción fuera presentada en 2019 y enmendada en algunas partes desde la Generalitat, es que precisa la fuente de financiación para acometer las propuestas de mejora. En este sentido, las arcas municipales solo tendrían que hacer frente a 93.000 euros, mientras que los restantes 1,4 millones procederán de subvenciones de administraciones superiores.

La profundidad de este trabajo, que incluye análisis sobre la ganadería, las explotaciones mineras o el estudio pormenorizado por núcleos de población y diseminados, alcanza incluso a la propiedad de los terrenos forestales con los que cuenta Sagunt, de los que el 49 % es municipal, el 48 % es privado, mientras que el resto es competencia de la Generalitat Valenciana.

Media de cinco incendios al año

Y tampoco podía faltar en este plan una recopilación de los incendios forestales sufridos en Sagunt desde 1993 hasta 2015. Fueron concretamente 114, es decir, un promedio de casi cinco al año, que quemaron poco menos de 4,5 kilómetros cuadrados. Del total de siniestros, 90 fueron considerados conatos ya que los terrenos afectados no superaron los 10.000 metros cuadrados.

Con los terrenos forestales como el principal espacio donde se originaron los fuegos, 30 %, seguidos del 18 % en pistas forestales, el 13 % tanto en casas como en cultivos, o el 12 % en carreteras, la causa dominante de los incendios forestales son las negligencias y accidentes, con un 52 % de los casos, los intencionados, que supusieron el 28 %, y los rayos (11%). Pese a no ser muy frecuentes, estos últimos provocaron el siniestro que más daños ha causado en estos últimos 30 años. Fue en 2013 y quemó algo más de 2 kilómetros cuadrados.

Cuatro planes antincedios más aprobados este año en Morvedre

El Ayuntamiento de Sagunt no ha sido el único en la comarca en ponerse al día con la redacción y aprobación del plan local de prevención de incendios forestales. Además de la capital del Camp de Morvedre, otros consistorios que han dado luz verde a este instrumento a lo largo de este año han sido Torres Torres, Albalat dels Tarongers, Quart de les Valls y Segart, mientras que a finales del pasado ejercicio también lo hicieron Algímia d’Alfara y Gilet. En algunos de estos casos, la exigencia legal marca que es suficiente con elaborar un plan reducido, una posibilidad que se brinda a los municipios que tienen menos de 500 hectáreas de terreno forestal, según recoge la Orden 30/2017, de 20 de noviembre, de la conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural.

Compartir el artículo

stats