Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los retos de la movilidad en Sagunt

El gobierno local admite «muchas asignaturas pendientes» pese a los avances

Un ciclista, entre el tráfico. d.t.

La Semana Europea de la Movilidad ha vuelto a poner el foco sobre una cuestión en la que Sagunt tiene «numerosos retos pendientes», como reconocían tanto desde la Federación de Asociaciones de Vecinos como desde el mismo gobierno municipal.

«En una localidad de 65.000 habitantes, donde hay censados 45.000 vehículos motorizados, la sobredependencia del automóvil es excesiva», según opinaba el experto en movilidad de la federación vecinal, Isidro Andújar, quien demandaba «una gran reflexión para que el modo prioritario sea el peatonal, la bici y transporte público, de modo que el coche sea la última opción».

Con un Plan de Viales no Motorizados aprobado por el ayuntamiento en 2009 más otro de Movilidad redactado en 2011 y actualizado años después, el consistorio lleva tiempo teniendo claro su objetivo de reducir el uso de vehículos privados y fomentar tanto el uso de la bici como el desplazarse a pie. Sin embargo, en la Federación vecinal consideran que la efectividad hasta ahora «es escasa» e insistían en que la ciudad «necesita un acelerón, teniendo en cuenta la que se nos viene encima con el aumento de tráfico de vehículos pesados que va a suponer la puesta en marcha de Parc Sagunt». «Tenemos que trabajar con mucha celeridad tanto en el pueblo como en los polígonos», alertaba Andújar.

Esta última cuestión es una vieja reivindicación de la Unión Comarcal de CC OO e incluso de la sección comarcal de UGT. En este sentido, desde la Federación se recuerda que desde hace años, falta permeabilidad para permitir que los peatones y ciclistas puedan acceder con seguridad a los polígonos industriales. «Solo con construir dos pasarelas sobre la V23 , eso se mejoraría muchísimo y podríamos sacar coches de la carretera, pues la rotonda del acceso sur al Puerto ya está bastante saturada y ahora cuando empiece a llenarse más Parc Sagunt, va ser horrible», añadía.

Junto a ello, reclamaba que los carriles bici se proyecten «con un objetivo y un sentido», así como la necesidad de una regulación de los patinetes a nivel local.

Trámites «largos»

Desde la Federación se admite que los avances en estas cuestiones «suelen requerir de muchos años» y se reconoce que «hace menos de un año que, por primera vez, el ayuntamiento tiene una técnica de Movilidad, algo que ha supuesto todo un paso». «Pontevedra está al 70% peatonalizado, algo liderado por un político elegido en 1999 que empezó este proceso en 2004, es decir, ha estado 17 años trabajando y ahora, cuando vas, te maravillas. Pero el problema es que en Sagunto tenemos que correr más y que el plan de movilidad municipal, al no tener un presupuesto consignado, en realidad es papel mojado», apuntaba Andújar; en unas palabras que puntualizaba a Levante-EMV el edil de Movilidad, Javier Raro. «En realidad, aunque no tenga una asignación, sus propuestas se van teniendo en cuenta y se van acometiendo», decía resaltando iniciativas puestas en marcha como la mejora de las líneas de autobús o los nuevos proyectos para fomentar el traslado a pie a varios colegios, entre otras iniciativas.

La mejora del transporte urbano para que haya más frecuencia de paso entre los dos núcleos y al hospital es otro de los elementos destacados desde la federación vecinal, pese a los pasos ya dados recientemente. «En el hospital ves a diario miles de coches aparcados y autobuses que van con una o dos personas. Luego, el parking de la estación está también siempre lleno, lo que evidencia que no hay buenas conexiones en transporte público. Habrá que ver por qué pasa esto, si es porque el precio es alto, porque falla el itinerario, el horario, pero habrá que evaluarlo», decía Andújar.

El avance en la peatonalización de Ciutat Vella es otro de los aspectos pendientes de la ciudad pues, por falta de funcionamiento de los pilones colocados en su día para limitar el tráfico, «al final ves coches a diario que llegan hasta el Castillo, cuando en teoría debería ser un acceso solo para vecinos, comerciantes repartidores y trabajadores de la zona», remarcaban desde la federación.

No obstante, recordaban que a la zona se le deben dar «soluciones del siglo XXI» y que faciliten la vida de quienes viven allí.

Desde la Federación se recordaban igualmente las asignaturas pendientes e todo lo relativo ala accesibilidad, que ya han venido denunciando desde el movimiento MOUV18, además de demandar la creación de un foro de movilidad donde todo tipo de entidades participen.

En un reciente coloquio, el alcalde, Darío Moreno, remarcó que la prioridad en Sagunt es conectar todos los carriles bici de la ciudad, fomentar el transporte público y «hacer una ciudad más accesible que invite a la ciudadanía a acudir a los diferentes lugares andando, no sólo por salud sino por los comercios». El edil de Movilidad añadió a este diario que se están trabajando en varios proyectos, como el de la nueva peatonalización de Ciutat Vella.

Compartir el artículo

stats