Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las nuevas cubiertas para el Pantalán costarán más de 600.000 euros

La Autoridad Portuaria asume la demanda municipal de más sombra y proyecta unas estructuras singulares con lamas a distintas alturas

Recreación de cómo quedaría la zona. | FEHCOR

Las mejoras introducidas en el proyecto del Pantalán del Port de Sagunt incluyen diversos aspectos, aunque el más llamativo es el de las cubiertas modulares que están valoradas entre 600.000 y un millón de euros, según las estimaciones iniciales que ha podido conocer Levante-EMV.

Este diseño ha sido añadido por la Autoridad Portuaria de Valencia (APV) después de que el ayuntamiento le planteara la necesidad de dotar de más sombras al proyecto inicial, teniendo en cuenta que el lugar será toda una referencia en época estival, cuando más aprieta el calor.

Se trata de unas cubiertas modulares que no cubren toda la longitud del Pantalán, sino que lo hace en varios tramos, con lamas en voladizo, a tres alturas distintas de 4, 6 y 10 metros. Para construirlas, además de vigas de acero, la intención es utilizar lamas hechas de madera de alerce que irían decolorándose con el paso del tiempo, como se señala en el borrador de proyecto elaborado por la empresa Fhecor, al que ha tenido acceso este diario.

El objetivo ha sido hacer una estructura no solo funcional y útil para dar sombra, sino que también le aporte un «toque distintivo y singular», como se apuntaba desde el ayuntamiento, reconociendo la apuesta de la APV por hacer de esta obra de rehabilitación «un proyecto emblemático».

Prueba de esto, como destacaban desde el consistorio, es que el presupuesto inicial de la primera fase, en la zona terrestre, era de 2,5 millones y, tras las mejoras pedidas por el ayuntamiento, ahora esta cantidad crecerá hasta los más de 3 millones.

Entre otras cuestiones que se han incorporado al proyecto está el mantenimiento de la ‘huella paisajística’, como se demandó desde el consistorio al haberse descartado la rehabilitación de los más de 1.200 metros actuales, con sus dos tramos caídos por la histórica falta de mantenimiento. Esto supondrá mantener los pilotes que sustentan la plataforma después de reconstruir un paseo de algo más de 300 metros.

Igualmente se ha previsto musealizar la plataforma sobreelevada que da acceso al Pantalán con piezas de singular valor que evoquen su origen industrial.

Junto a ello, está prevista la integración de la futura vía verde de Ojos Negros, con un carril bici al sur y en paralelo a la estructura, además de la conexión futura de la plataforma sobreelevada con la dársena norte.

Mayor barrera verde

La APV también ha reforzado con diversa vegetación la barrera visual verde entre la plataforma del paseo y las actuales naves industriales, tal y como pedía el ayuntamiento. Además, ha asumido la ampliación de la zona de paso de viandantes, con una anchura mínima de 4,7 metros a lo largo del todo el paseo.

En la parte terrestre del Pantalán no faltará una zona infantil «singular, accesible e inclusiva», con juegos para diferentes grupos de edades. También contará con dos áreas destinadas a la restauración, una zona de pesca, así como otra deportiva que hará de nexo de integración con la playa con instalaciones habituales junto al mar, como redes de voley o aparatos para practicar la calistenia.

Compartir el artículo

stats