Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Exigen poner fin al «ninguneo» a las personas con déficit de atención

La asociación TDAH Morvedre engloba ya a 65 socios y crea grupos de trabajo con 11 voluntarios

Un momento de la reciente asamblea. | LEVANTE-EMV

La asociación de apoyo a las personas con trastorno de déficit de atención y sus familias, TDAH Morvedre, sigue creciendo. El colectivo ya cuenta con 65 socios y ha formado nuevos equipos de trabajo de voluntariado con 11 personas. Y todo ello, según destacan, en un año de dificultades para mantener una actividad que ha requerido una buena dosis de altruismo para contribuir a la mejora de la calidad de vida de las personas con este trastorno.

Hace unos días, la asociación celebró una asamblea ordinaria, que la presidenta, Ángeles Cortés, aprovechó para dar cuenta de los aspectos más destacados a lo largo de estos meses anteriores, como la participación y generación de proyectos y acciones conjuntamente con otros colectivos. Las actividades también incluyeron la generación de entornos sociales inclusivos, como talleres de Stop Motion y Dibujo arqueológico en acetato o la proyección de proyectos de formación del TDAH dirigidos a alumnos y profesores.

Según Cortés, «para la asociación, los beneficios que aportamos a las personas con TDAH, con o sin impulsividad-hiperactividad, es toda una recompensa a nuestros esfuerzos. Favorecemos la creación de vínculos entre personas y familias que luchan día a día contra el horrible sentimiento de sentirse solas, incomprendidas y sobre todo escasas de ayudas para mejorar su calidad de vida».

Cortés aprovecha para denunciar el «ninguneo» y la «discriminación» contra las personas con TDAH, ya que «pese a ser el tercer trastorno de salud mental con mas afectación en el mundo, no se incluye en el borrador del protocolo de Salud Mental ni se contemplan becas para el alumnado con necesidades de apoyo educativo».

Compartir el artículo

stats