Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

«Arturo González lo ha sido todo en la lucha; nunca le olvidaremos»

El club Lluita Morvedre destaca la huella dejada a nivel internacional por este entrenador recién fallecido

Arturo González

Arturo González

El mundo de la lucha en el Camp de Morvedre se ha vestido de luto, tras fallecer este fin de semana, a los 85 años de edad, Arturo González Sánchez. «Es un hombre que lo ha sido todo en este deporte», destacaban desde el Club de Lluita Morvedre, además de recordar que fue presidente, jefe del departamento amateur y seleccionador de la Federación Valenciana de Lucha; presidente, presidente de Honor, Director Técnico y entrenador del Club de Lluita Camp de Morvedre; vicepresidente de la Federación Española de Lucha (FEL), asesor técnico de los Campeonatos del Mundo de Sambo 1994, jefe de equipo de la selección española en el campeonato del mundo junior de 1991 y los Juegos Olímpicos de 1992.

González también recibió otras distinciones, como el Diploma de la FEL a su labor de difusión de la lucha grecorromana en 1963. Diploma al mejor club de España en 1965, Insignia de oro al mérito deportivo de la Federación Española de Lucha en 1985 y Medalla de Plata de Sagunt en 2018.

Inició sus actividades deportivas en el Gimnasio de Lucha del Port de Sagunt, haciéndose responsable de la dirección técnica del mismo desde 1957 hasta 1971. Cuatro veces campeón regional en la categoría absoluta en el peso de 62 kilos en 1956, 1957 y 1958, posteriormente se centró en ser entrenador. En 1951 promovió la refundación del Club de Lucha del Puerto de Sagunto, la posterior de Club Polideportivo Olímpico y el Club de Lucha Camp de Morvedre, en el que ha sido presidente hasta 1977 y director técnico hasta 1995. En 1975 fue nombrado Gerente del Pabellón Municipal de Deportes de Sagunt.

Desde 1977 hasta 1981 fue jefe del departamento amateur de la Federación Territorial Valenciana de Lucha, y en 1986 fue nombrado presidente de la Federación Territorial Valenciana de Lucha y vicepresidente de la FEL, cargos que ejerció hasta 1994 y 1996, respectivamente.

«Innumerables han sido las personas que pasaron por sus manos, y verdadero artífice de los logros nacionales e internacionales conseguidos por la lucha olímpica y el sambo en el Camp de Morvedre, en el Club de Lucha decano de España», como destacaban desde el Lluita Morvedre. «Nunca olvidaremos el ejemplo, la dedicación y las enseñanzas de nuestro eterno presidente y entrenador», añadían.

Compartir el artículo

stats