Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sin puntos y sin entrenador

Hoy y mañana, nueva jornada en Tercera

Celebración acerista en el vestuario del Fornás tras el triunfo en el derbi. | CD ACERO

Derrotado y sin entrenador. Ese es el balance del Atlético Saguntino tras el derbi que le llevó al Fornás. Un solitario tanto de Javi García tras la reanudación fue suficiente para que los aceristas se quedaran los tres puntos y, de paso, dejaran muy tocados a los rojillos, que no esperaban este desenlace para un encuentro que afrontaban invictos y tras dos victorias consecutivas.

Así, Beni Espinosa comunicó ayer su decisión de dimitir o «dar un paso al lado en la faceta técnico», como informó el club romano, que agradece «todo lo que ha hecho por nuestra entidad, tanto como jugador como técnico. Beni ha sido partícipe de dos de los tres play-offs que hemos disfrutado en nuestra». Esta repentina marcha ha puesto en un aprieto a los saguntinos, que tienen que buscar rápido un sustituto, ya que la competición en Tercera no para y mañana miércoles ya espera el filial del Hércules (19.30 horas en el Nou Morvedre)

En el derbi, la intensidad y la tensión marcaron los primeros minutos del encuentro. Los aceristas empezaron creando algo de peligro, pero las ocasiones fueron más bien escasas durante los primeros 45 minutos. Todo cambió poco después de la salida de los vestuarios tras el descanso, cuando un balón perdido en el área pequeña fue rematado por Javi García para delirio de unas animadas gradas. Los visitantes lo intentaron todo e incluso les anularon un gol, pero los porteños tuvieron bastante controlado el encuentro hasta el pitido final.

El entrenador vencedor, Jandro Castro, apunta que «el balance del partido es muy positivo. Estuvimos muy bien con y sin balón contra un equipazo como el Atlético Saguntino. La clave fue hacer nuestro juego, imponer el ritmo y, sobretodo, acertar en las áreas. Estamos muy contentos por la afición. Hubo un buen ambiente de fútbol donde la gente de los dos equipos fue a divertirse» hasta que la alegría se quedó en el bando local, que hacía tiempo que no celebraba un triunfo en el derbi. Sin tiempo apenas de celebración, los rojiblancos juegan hoy a las 12 horas en Torrellano.

«El gol anulado era legal»

En el bando visitante, mientras, el capitán, Ximo Forner hace autocrítica al señalar que «nos enfrentamos a un buen equipo, pero estuvimos muy imprecisos en ciertas situaciones y no sacamos nuestro potencial. No reaccionamos, aunque tuvimos ocasiones y el gol anulado era totalmente legal». El jugador rojillo añade que «veníamos invictos y en una línea ascendente. Estamos muy dolidos por los tres puntos, pero no podemos bajar la cabeza, el miércoles nos llega una nueva final».

Compartir el artículo

stats