Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las obras de los espigones de Almenara abren nuevos frentes en Sagunt

El tripartito valorará si el convenio de la cantera se ha incumplido La asociación vecinal denunciará un posible delito ambiental en Corinto

Un camión tras descargar piedras en los espigones de Almenara. | COMPROMÍS

El malestar en Sagunt ante la forma en la que el Ministerio está llevando a cabo las obras para proteger el litoral de Almenara ha acabado abriendo nuevos frentes tanto a nivel municipal como desde la asociación vecinal de Almardà, Corinto y Malvarrosa, mientras la construcción de los espigones sigue avanzando.

De entrada, la junta de gobierno local valorará hoy mismo si adopta medidas ante la información de que piedra procedente de la cantera saguntina del Salt del Llop se está usando para dar forma a esos espigones del sur de Castelló cuya construcción Sagunt ha reclamado paralizar por la vía judicial, al entender que son perjudiciales para su costa.

Después de que Compromís alertara de este extremo y lo criticara con dureza, otro de los socios de gobierno, EU, reclamó ayer acciones para comprobar si esto ha sido así pues, en caso afirmativo, no solo lo ve «un insulto y muy grave». Junto a ello, EU afirma que esto supondría «un grave incumplimiento» del convenio de explotación de la cantera firmado en su día por Lafarge y el ayuntamiento, «que dice literalmente que “el mineral de caliza que se extraiga de esta explotación es para uso exclusivo de la fábrica de Lafarge en Sagunto, no pudiéndose desviar para otros destinos».

Desde esta última formación también censuran que esto «estaría reduciendo la vida útil de la cantera para fines absolutamente contrarios para lo que está concebida en los acuerdos. Acelerar el fin de la cantera actual puede poner en riesgo también los puestos de trabajo ligados a la que debería ser la actividad principal, la fabricación de cemento en la planta de Sagunto», dicen tras recordar su posición «absolutamente contraria a abrir una nueva cantera como pretendía Lafarge en un espacio de alto valor ecológico, en la zona del Pinyal» y «los efectos sobre el cambio climático que tiene la destrucción de nuestro territorio».

En concreto, piden que se emita un informe sobre la legalidad de esta actividad y «se convoque de manera extraordinaria y a la mayor brevedad posible la “Comisión Informativa Especial para el seguimiento del Convenio entre el ayuntamiento y Lafarge”», decían mientras la empresa seguía declinando ayer pronunciarse al respecto.

Por otro lado, la asociación de vecinos de Almardà ha anunciado varias medidas por el modo en que se está extrayendo la piedra de la orilla de la playa de Corinto con tal de llevarla a las obras de Almenara, tal y como se contempla en la Declaración de Impacto Ambiental de esos trabajos.

De entrada, van a denunciar ante la Fiscalía un posible delito ambiental. Como adelantó Levante-EMV, el motivo es la reciente entrada en la playa sin permiso municipal de una cuba llena de gasolina; una acción justificada entonces porque la cuba iba a auxiliar a una excavadora que se había quedado averiada.

También pedirán que el ayuntamiento actúe contra el paso de camiones cargados de varias toneladas de piedra por calles y avenidas de la zona, cuando no están preparadas para eso.

Asimismo, la directiva de la asociación ha pedido una entrevista con la Delegada del Gobierno y exalcaldesa de Sagunt, Gloria Calero, con tal de pedirle su mediación ante Costas «y que tenga en cuenta también al ayuntamiento y a los vecinos de aquí».

Compartir el artículo

stats