Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Estado reserva 8,5 millones hasta 2023 para conectar Sagunt con su puerto

Desaparecen el Castillo y la desalinizadora

Vista de las instalaciones portuarias de Sagunt. | LEVANTE-EMV

El proyecto de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2022 no supone un gran sobresalto para el Camp de Morvedre, donde la inversión directa se reparte entre la línea Sagunt-Teruel-Zaragoza y el puerto comercial de la capital comarcal. Sin poner en duda la urgencia con el eje ferroviario, estas cuentas vuelven a saber a poco, ya que no recogen ninguna de las reivindicaciones históricas, desaparece cualquier inyección en el Castillo de Sagunt y el resto de referencias a la comarca se concentra en el puerto, donde los principales desembolsos son sufragados por la propia Autoridad Portuaria de València (APV).

En este último apartado es donde aparece la única novedad positiva en estos PGE, que todavía tienen que pasar su tramitación parlamentaria y están sujetos a modificaciones. Se trata de la reserva de 2,4 millones en 2022, que se amplía hasta sumar los 8,5 millones hasta el siguiente ejercicio, para el proyecto denominado «puerto de Sagunto/Actuaciones puerto-ciudad».

Esta intervención es una vieja reclamación para conectar el núcleo urbano con el puerto comercial, que se aceleró con el derrumbe de dos tramos del Pantalán y para la que la APV ya anunció su intención de sacarla a licitación durante el próximo ejercicio, al menos en la fase que se desarrolla en tierra y no necesita un pormenorizado estudio de impacto ambiental.

Otras inyecciones significativas irán destinadas a la accesibilidad al puerto de Sagunt tanto ferroviaria, para la que se reserva algo más de 1 millón de euros en 2022 y 13,1 millones en 2023 para una obra que ya está en ejecución, como la viaria, que cuenta con asignaciones durante los próximos ejercicios de 300.000 euros, 600.000, 2 millones, otros 2 millones y 4,3 millones hasta 2026, es decir un total de 9,2 millones de euros.

Todavía dentro de las instalaciones portuarias de Sagunt, el proyecto de los PGE para el próximo año recoge el seguimiento, con 2 millones de euros, de los planes de generar y acondicionar nuevos atraques y superficies de explotación, a los que en los ejercicios venideros, o esa es al menos la previsión actual, se destinarán 7,1 millones, 4,5 y 2 millones de euros. En este apartado también se recoge la intención de poner en marcha a lo largo de 2023 las obras de atraque en la dársena 2 por 2 millones de euros.

Algo más de 400.000 euros para otro tipo de actuaciones, como las relacionadas con la seguridad y la protección, completan las referencias al puerto de Sagunt en los presupuestos estatales, que también reservan un buen pellizco para el eje ferroviario que parte desde Sagunt hacia el Cantábrico. En este apartado, las inversiones en la provincia de València, que se circunscriben a la comarca, superarán el próximo año los 4,2 millones de euros en apartaderos, renovación de vía y electrificación, según la previsión del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF).

Dos clásicos que desaparecen de los planes económicos del Estado para 2022 son el Castillo y la desalinizadora. En el caso de la restauración del monumento, las cuentas se quedan a cero antes de recuperar en 2023 una inversión ligeramente por encima del millón de euros, que es exactamente la misma que estaba prevista para 2021.

45,3 millones en la desaladora

En cuanto a la planta desalinizadora de Sagunt, estos PGE dan por cerrado el proyecto tras los cerca de 1,5 millones que estaba previsto destinar durante el presente ejercicio. Según estas cuentas, el coste total de esta infraestructura ha rondado los 45,3 millones de euros.

Compartir el artículo

stats