Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La patronal reivindica más medidas para que Sagunt "siga atrayendo empresas"

La directora general de Industria destacó las oportunidades para el sector por el plan europeo mientras el alcalde abogó por crecer «desde el trabajo conjunto»

36

Encuentro Empresarial 2021 de ASECAM, en Sagunt. Daniel Tortajada

La Asociación de Empresarios del Camp de Morvedre (Asecam) demandó ayer más medidas para que Sagunt «siga atrayendo empresas» y las que ya están tengan mejores recursos para ir adaptándose a una sociedad cambiante, con todos los retos que implica la pandemia, el aumento del coste de la energía, la crisis de los microchips o los aún largos trámites burocráticos a muchos niveles.

Éste es uno de los principales mensajes lanzados ayer en el Encuentro Empresarial de Asecam que reunió en el Centro Cultural Mario Monreal de Sagunt a casi 170 personas, entre ellas, representantes de todos los sectores, autoridades y sindicatos no solo de la comarca.

La presidenta de la patronal comarcal, Cristina Plumed, abrió la jornada señalando la época de «incertidumbre y oportunidades en la que estamos» y considerando como claves la unión, la colaboración público-privada y el diálogo social, bajo el paraguas de la sostenibilidad ambiental.

Junto a ello, enumeró una serie de reivindicaciones fundamentales para el desarrollo de la economía comarcal como la apuesta decidida por la innovación, la conexión «entre la formación, las administraciones y las necesidades empresariales», la reducción de las cargas impositivas o las infraestructuras que hagan posible un mejor aprovechamiento de las potencialidades económicas tanto de Sagunt como de todo el Camp de Morvedre.

Tras esta introducción, la primera mesa de debate giró en torno al futuro del diálogo social, en la que la abogada laboralista saguntina, Amparo Bru, ejerció de moderadora en la charla con la vicepresidenta de la Confederación Empresarial Valenciana (CEV), Eva Blasco, y los secretarios generales de CC OO PV, Ana García, y de UGT PV, Ismael Sáez.

No faltó un tono reivindicativo en la mesa sobre el emprendimiento, que contó con la participación de Héctor Gavilán, presidente de la comisión de jóvenes emprendedores de Asecam; Rubén Navarro, CEO de Casas Inhaus; Paz Navarro, CEO de Editorial Sargantana, y Adrián Plazas, CEO en General Drones. En ella, se puso de manifiesto que el apoyo de muchas administraciones no siempre impide problemas como la burocracia excesiva o el retraso en los pagos, que se convierten en frecuentes frenos para los emprendedores.

Mensaje de optimismo

La directora general de Industria y Energía, Empar Martínez, admitió en la clausura que «lograr un mayor agilidad» en la administración «es un reto y estamos peleando por ello»; de hecho, según avanzó, «estamos a punto de finalizar la automatización de muchos procesos», por lo que esperó que esto ayude a trabajar con más ritmo. También quiso lanzar un mensaje de optimismo. «Es un momento dulce para la industria, pese a las situaciones duras que no dejamos de lado y contra las que seguimos peleando, porque por primera vez en muchos años hay un Plan de Industria Comunitario en Europa», dijo de forma genérica, considerando que «es una oportunidad no solo para la industria, sino también para el comercio y otras actividades».

El alcalde, Darío Moreno, dejó clara la apuesta municipal por «hacer una sociedad más fuerte y seguir generando riqueza», invertir en sus polígonos así como poder optar a fondos europeos, pero siempre «desde el trabajo conjunto», yendo de la mano la administración y las empresas, dijo animando a ser «un referente de apoyo mutuo» y destacando que la ciudad «tiene un tejido empresarial vivo, que quiere ser un referente, no solo sobrevivir».

El acto, dirigido por la periodista María José Gimeno, incluyó una charla sobre omnicanalidad a cargo de Rafael Juan, CEO de Vicky Foods, que no sólo habló de la experiencia de su empresa familiar, sino que desveló sus estrategias en redes sociales.

«La reforma laboral favoreció el cierre de Bosal»

La mesa sobre el futuro del diálogo social que tuvo lugar ayer en el encuentro empresarial de Asecam tocó mucho temas, como los problemas del sector industrial, la innovación, los riesgos laborales, la digitalización, el relevo generacional, el absentismo, la conciliación, el control horario de la jornada, la deslocalización de los centros de producción o el teletrabajo. Otro asunto que no escapó al análisis fue la reforma laboral impuesta hace casi una década por el Gobierno de Rajoy, cuya derogación vuelve a estar sobre la mesa y de la que Ismael Sáez (UGT) apuntó que «favoreció el cierre de Bosal en Sagunto».

Compartir el artículo

stats