Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La extracción de piedras para Almenara en la costa de Sagunt acaba en la Fiscalía.

También alerta de daños en las dunas protegidas y del tránsito de camiones por zonas urbanas

La extracción de piedras para Almenara en la playa de Corinto. Daniel Tortajada

Para ver este vídeo suscríbete a Levante-EMV o inicia sesión si ya eres suscriptor.

La extracción de piedras para Almenara en la playa de Corinto. Mónica arribas. sagunt

La extracción de piedras en la costa de Sagunt para utilizarla en las obras de los espigones que Costas construye en Almenara continúa a pleno ritmo en las playas de Corinto y Malvarrosa de Corinto. Sin embargo, ya ha provocado unas denuncias ante la Fiscalía de Medio Ambiente, al Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) y a la Policía Local por hechos que la asociación vecinal de la zona ve constitutivos de un posible «delito o infracción administrativa contra el medio ambiente».

En su escrito a la Fiscalía, la entidad presidida por José Girona ha querido alertar de cuestiones como que «se ha llegado a repostar gasolina con camiones cuba dentro de la playa», apuntaban, si bien los trabajadores implicados negaron ese día ese extremo ante la Policía Local y la Guardia Civil, pero luego fueron fotografiados por los vecinos mientras un camión cuba aparcado en una calle «repostaba con una manguera a la retroexcavadora, que estaba parada sobre la zona dunar, en el camino que están usando como camino para acceder a la orilla», contaban a este diario.

Junto a ello, han remarcado «la falta de transparencia y de información» sobre unos trabajos realizados hasta de noche, sin comunicar cuánta piedra se va a extraer y si se han previsto medidas correctoras tras ello. «Se dice que son sólo piedras de la orilla lo que se llevan, pero se está desmontando la playa por el gran volumen que se extrae y también se han llevado arena durante semanas al no cribar primero el material», añadían además de advertir de «daños a la flora y fauna de las dunas protegidas, donde también anida el chorlitejo patinegro».

Residentes de la zona también aseguran que ha sido en los últimos días cuando al fin han visto cómo en Corinto y Malvarrosa se cribaba la piedra que se llevan a Almenara, para así separar la preciada arena; es decir, justo lo que reclamaron el pasado 7 de octubre en una concentración a la que se sumaron todos los partidos municipales y el mismo alcalde, Darío Moreno. «Están empezando ahora cuando ya llevan varias semanas sacando piedra», decía con indignación el presidente de la asociación, José Girona, apuntando que justo la noche de la concentración «llegó una cribadora a Corinto que en realidad apenas se puso en marcha y que parecía destinada más a callarnos la boca que otra cosa porque, al final, como no iba bien, han traído otra».

Tras aquella protesta, residentes en la zona apuntan que el transporte de camiones cargados de piedra también se cuidó algo más y se empezó a hacer cubriendo la carga para así evitar la dispersión de restos que ensuciaban calles carreteras y avenidas, además de eliminar peligros para el resto de conductores. Aún así, la asociación vecinal recalca que camiones de gran tonelaje «y cargados con un peso evidentemente excesivo y no autorizado para la zona urbana que atraviesan» siguen pasando por ésta última, incluido el puente de la Casa de Peña, «que tantos años ha costado de rehabilitar». Por ello, el presidente vecinal, José Girona, consideraba que tanto el ayuntamiento como la Fiscalía, el Seprona y la Policía Local «deberían tomar medidas», decía.

Compartir el artículo

stats